Francia y Noruega, viejos conocidos en la final de España 2021

En una repetición de la final de Alemania 2017, Francia y Noruega se enfrentarán por el oro el próximo domingo en Granollers. Las galas superaron a Dinamarca en un partido en el que pasaron al frente, por primera vez, a los 57 minutos. Las escandinavas superaron una primera parte muy pareja ante las anfitrionas y en el complemento, con una Katrine Lunde brillante, fueron superiores para llevarse la clasificación.


Francia - Dinamarca: 34-28 (10-12)


Desde el comienzo, fue un partido parejo, pero quien impuso el ritmo primero fue el conjunto escandinavo, que salió dispuesto a sacar provecho de su dura defensa, y lo consiguió. Forzando errores en el ataque francés y corriendo contragolpes, tanto en primera como en segunda oleada, Dinamarca consiguió pasar al frente 2-5 al cabo de 10 minutos de partido.


Althea Reinhardt, que en las primeras jugadas recibió un pelotazo en la cara por parte de Alicia Toublanc, fue reemplazada por Sandra Toft, pero reingresó a los pocos minutos para cerrar la primera parte con un impresionante 40% de paradas (6/15). Tan eficaz fue la defensa escandinava, que el ataque francés tuvo 11 pérdidas de pelota en el primer tiempo. Para los 16’ de partido, la diferencia ya era de 4 goles en favor de las dirigidas por Jesper Jensen: 4-8.


Tras algunos ajustes en ambas áreas, y con arrestos individuales de Meline Nocandy y Estelle Nze Minko, Francia consiguió acortar la brecha antes del entretiempo. Dinamarca pudo haberse ido al descanso con ventaja de 3, pero Laura Glauser detuvo un lanzamiento de 7 metros de Simone Petersen para el 10-12 definitivo.

Allison Pineau jugará su cuarta final mundialista. ¿Podrá conseguir su segundo oro? Créditos: RFEBM - J.L. Recio

En el complemento, Dinamarca siguió causando daño con los saques rápidos del centro o los contragolpes en segunda oleada con los que Line Haugsted terminó siendo goleadora del encuentro (aportó 5 goles por esa vía); en 10:30, volvían a liderar por 4: 14-18. Pero hubo un cambio en el planteo defensivo de las campeonas olímpicas que fue el que marcó el quiebre del partido. El 5-1 con Nze Minko como avanzada, hizo dudar al ataque danés y le permitió a las galas volver al partido.


Por casi 4 minutos consecutivos, Dinamarca estuvo en inferioridad numérica por las exclusiones de Laerke Nolsøe y Trine Østergaard, sin embargo, Francia no consiguió emparejar los tantos hasta que el partido volvió a estar 6vs6. Un parcial de 3-0 con goles de Zaadi y Foppa pusieron el 20-20 en el tablero a falta de 10’. Las conducidas por Olivier Krumbholz tuvieron la chance de pasar al frente por primera vez con un lanzamiento desde los 7 metros, pero Sandra Toft, que se quedaría en pista hasta el final del encuentro, lo detuvo. Mie Højlund convirtió el 20-21 y con una doble parada de la jugadora del Brest Bretagne detendría, parecía que Dinamarca podría empezar a controlar el final del partido, pero lejos estuvo de dominarlo.


Con paciencia, y con una efectiva Alicia Toublanc, Francia consiguió no sólo empatar, sino pasar al frente por primera vez en el partido (22-20, 25’) y de ahí en adelante sería cuesta arriba para Dinamarca, que no supo destrabar esa defensa 5-1 y que corrió de atrás en los minutos cruciales. El gol de Pauletta Foppa, de gran partido, en 28’ fue el último del encuentro, para cerrar con un 23-22 que dejó a las escandinavas nuevamente en las puertas de una final. Un último lanzamiento a tiempo cumplido de Anne Mette Hansen dio en el bloqueo francés para el festejo de gran parte del Palau d’Esports de Granollers.


Goleadora: Line Haugsted (DEN), 5 goles.

Mejor jugadora del partido: Althea Reinhardt (DEN).


Playmaker: ¿Cómo podrías describir este partido que fue tan parejo hasta el final?


Allison Pineau: Creo que fue un partido totalmente loco. Volvimos a meternos cuando cambiamos nuestro sistema defensivo. Fue muy difícil y muy duro saber cómo terminaría, realmente peleamos hasta el final y creímos que podíamos lograrlo. Por supuesto la defensa nos ayudó a encontrar la energía nuevamente y poder convertir goles fáciles. Y también ayudó a que las porteras pudieran hacer algunas paradas. Pero wow, fue muy, muy duro esta noche.


PM: Sandra Toft te detuvo un penal en un momento clave del partido, en el que podrían haber pasado al frente, ¿qué se te pasó por la cabeza?


AP: Por supuesto que miré el marcador antes de lanzar y luego pensé “maldición”, creo que era el momento para cambiar el partido, pero lo fallé y eso forma parte del juego. Sorprendentemente lo peleamos hasta el final y encontramos la fuerza para conseguirlo”.


PM: ¿Crees que fue la paciencia lo que les ayudó a cerrar el partido? Porque estuvieron gran parte del tiempo por detrás en el marcador.


AP: Sí, claro, no es que estaban ganando por 10 goles y 10 minutos son mucho tiempo, dos goles de ventaja tampoco es una gran diferencia, pero necesitábamos encontrar alguna solución en ataque para creer otra vez, para presionarlas, para convertir y para forzar sus errores. Nuestra defensa ayudó a empujarlas, pero también ellas nos presionaron hasta nuestro límite hoy y demostramos que no somos campeonas olímpicas por nada. Sí, somos un equipo distinto, pero esto es muy loco, estar en una nueva final, tres meses después de Tokio 2020. Esta noche realmente creo que teníamos que encontrar algo dentro nuestro.


PM: ¿Fue Dinamarca la que las empujó a dar lo mejor de ustedes hoy?


AP: Sí, porque realmente creo que hasta ahora este fue el partido más duro que tuvimos hasta el momento y se notó que realmente estaban muy, muy bien preparadas. Nuestra 6-0 casi no funcionó hoy, y esa es nuestra fortaleza. Tal vez la gente piense que podíamos empezar a dudar, pero en verdad estábamos intentando encontrar la solución y adaptarnos, y eso es lo que hicimos con la 5-1.


PM: ¿Cómo están las energías para el próximo partido, que será el definitivo?


AP: Ahora sabemos que ya vamos a tener una medalla, pero estamos acá para llevarnos el oro.



Noruega - España: 27-21 (11-11)


Hace dos años, en Kumamoto, España consiguió una de sus victorias más recordadas de los últimos años; un verdadero recital de handball ante una Noruega que quedó maniatada y debió jugar por el bronce. Esta vez, la selección escandinava llegó en mejor forma y cerró una nueva clasificación para una final de un campeonato del mundo.


Con Katrine Lunde y Silvia Navarro, las dos jugadoras más experimentadas (y de mayor edad del mundial) en el campo, el partido comenzó con paradas de ambos lados. El primer gol llegó de la mano de Kari Brattset Dale en 1:35 y el empate, medio minuto más tarde a través de Carmen Martín tras un desdoble. Entre faltas técnicas y lanzamientos detenidos por las porteras, el partido se volvió impreciso, pero las noruegas supieron aprovechar mejor los errores ajenos y en casi 18’ llevaron el tablero a 7-3.

Tras perderse Japón 2019, Nora Mørk volvió a un mundial y en su cuarta participación jugará su tercera final. Créditos: RFEBM - J.L. Recio

La defensa española intentó neutralizar el ataque noruego que tuvo al mando a unas desequilibrantes Oftedal y Henny Reistad; y dentro de todo consiguió contenerlas. A falta de 4’ para el final de la primera parte fue Thorir Hergeirsson quien debió pedir tiempo muerto para organizar a su equipo, que había visto reducir la ventaja de 4 a 1 (9-8). Noruega tenía el último ataque de la primera parte y podría haberse ido en ventaja por 2, pero un robo de Alexandrina Cabral seguido por el gol de Jennifer Gutiérrez de contragolpe dejaron el marcador 11-11.


En el complemento, la defensa noruega, como apuntara Stine Oftedal luego del partido, tubo su pico de rendimiento. El ataque español empezó a perder fluidez y a quedarse sin opciones de cara al arco. Entre las paradas, los robos y las faltas técnicas forzadas, Noruega consiguió ir ampliando la ventaja, que aunque no fuera tan grande, fue difícil de remontar para las ibéricas, que lograban generar las oportunidades, pero se encontraban ante una impasable Lunde. A falta de 11 minutos, la distancia llegó a ser de 6 goles y la ecuación entre el tiempo restante y la cantidad de goles a descontar daba la pauta de que el partido se había roto.


España, arropada por el público, no dejó de intentarlo y llegó a reducir un -8 para finalmente terminar cayendo por 6 goles ante una selección que esta vez fue superior.


Goleadora: Nora Mørk (NOR), 8 goles.

Mejor jugadora del partido: Katrine Lunde (NOR).


Silvia Arderius evaluó los motivos por los cuales fue Noruega quien se quedó con el pase a la final. El seleccionado local pudo jugar un primer tiempo muy parejo, pero en el complemento no pudo concretar todas sus situaciones de gol y terminó corriendo de atrás ante un conjunto escandinavo que no dio concesiones.



Stine Bredal Oftedal


Playmaker: Vuelven a una final de un campeonato del mundo luego de 4 años, ¿cuáles son las sensaciones ahora mismo? ¿Felicidad? ¿Alivio?


Stine Bredal Oftedal: Ah, alivio también, el alivio es un sentimiento tan bueno también, así que lo tomo.


PM: ¿Cómo evaluarías este partido en el que el primer tiempo fue tan parejo, pero que luego pudieron dominar?


SBO: De hecho creo que empezamos muy bien, tal vez perdimos un poco de nuestro momentum en el primer tiempo y para el entretiempo todavía estaba parejo. Pero en general creo que nos mantuvimos calmas, esperamos a que llegaran nuestras chances y tuvimos a Katrine (Lunde) que tuvo un partido increíble hoy. Nos pidió a dónde quería que fueran los lanzamientos y cuando iban para ese lado simplemente las paró.


PM: ¿Cuál dirías que fue el punto más fuerte del equipo hasta el momento?


SBO: Uh, en el torneo. Siempre pienso que es difícil decirlo porque es es complicado comparar partidos. Creo que por algunos periodos jugamos muy bien contra RHF, hoy en defensa creo que tuvimos nuestro pico, sumado a la actuación de Katrine y la cooperación (con ella). Así que esperemos que lo mejor lo mostremos en la final.


PM: Conoces a muchas de las jugadoras a las que enfrentarás en la final, ¿cuál dirías que será la clave para llevarse la victoria como en diciembre pasado?


SBO: Sería genial para nosotras repetir (lo de diciembre. NdR: final del EHF Euro 2020). Pero se trata de un clásico y realmente creo que en estos partidos contra Francia normalmente hay pocos goles, somos dos equipos que pelean mucho y lo hacen complicado para el otro, así que creo que es importante, de alguna manera, estarc cómodas con la idea de tener que pelearlo.


PM: La defensa 5-1 ha sido la que ha llevado a Francia a ganar varios de los últimos partidos, ¿crees que será uno de los puntos a neutralizar?


SBO: Sí, claro, hemos lidiado con eso muchas veces. El año pasado conseguimos ganar aunque nos jugaron con ese 5-1 en el segundo tiempo, luchamos contra eso, pero como dije creo que se trata de buscar el ritmo. Sabemos que son buenas en eso y como mencioné tendremos que estar cómodas con la idea de pelearlo.


PM: ¿Cuántas veces practicaste ese pase entre las piernas que a esta altura ya lo dominas por completo?


SBO: Si, realmente me encanta ese pase. Fue uno los entrenadores que tuve de chica el que me lo enseñó y esa fue una de las cosas más importantes.


PM: ¿Cómo está el equipo, tanto anímica como físicamente, para enfrentar la final?


SBO: Para haber terminado las semifinales realmente nos sentimos muy bien, pero como dije, una final ante Francia debera ser dura.

79 visualizaciones