La Garra cayó ante Japón


JHA | Yukihito Taguchi

Argentina cayó ante el seleccionado anfitrión por 24-20 en el primer partido del grupo D y complicó su andar en el camino hacia la main round. La central japonesa Mana Ohyama fue elegida MVP del partido, Elke Karsten fue la goleadora del encuentro.


El Park Dome estuvo repleto para su estreno en el 24to mundial femenino de handball. Luego de una colorida ceremonia de apertura que incluyó un show de ‘taikos’ (tambores japoneses), la presentación de una agrupación de break-dance y el desfile de kimonos alusivos a cada uno de los países participantes; Japón y Argentina saltaron al campo de juego para dar comienzo al primer partido del grupo D.


Como era de esperarse, el encuentro fue parejo desde el principio; fue el anfitrión el que tomó la delantera en el marcador y en 12 minutos lideraba 6-3, con cuatro goles de Mana Ohyama, quien fuera nombrada como la jugadora más valiosa del partido.


Ambos equipos se mostraron algo nerviosos durante el transcurso de la primera mitad, cometieron varios errores técnicos o de manejo de pelota y el partido se volvió desprolijo por momentos. Argentina plantó su defensa en 7 metros y complicó el ataque japonés, pero no conseguía convertir en el arco contrario las situaciones que generaba, sin embargo, el ingreso de Malena Cavo cambió el panorama. La joven lateral derecha de 20 años, convirtió dos goles consecutivos y forzó un penal para el 6-5 parcial. Pero momentos después, un parcial de 4-0 para las japonesas puso a las sudamericanas en una situación dificil de remontar (10-5).


La diferencia de cinco goles se mantuvo casi hasta el final de la primera parte, Elke Karsten, acortó la distancia con un lanzamiento desde los 11 metros, a pocos segundos del pitido final. Al entretiempo, las niponas lideraban 14-10.


En el complemento, la intensa defensa japonesa impidió que las albicelestes convirtieran durante los primeros cinco minutos de juego. Fue Karsten quien, desde la línea de 7 metros, marcó el primer gol para su país (15-11). Desde los primeros minutos de la segunda parte, la figura de Sakura Kametani comenzó a emerger. La portera, que terminó el encuentro con un 42% de atajadas, contribuyó enormemente al triunfo nipón. Si bien las conducidas por Eduardo Gallardo consiguieron acercarse en el tablero, promediando el segundo tiempo la diferencia llegó a ser de seis goles (20-14), por primera vez en el partido, y el técnico argentino solicitó un tiempo muerto para reacomodar a sus dirigidas.


A falta de 5 minutos para el final, goles de Karsten y Antonela Mena le dieron esperanzas el equipo argentino, pero no alcanzaría el tiempo para una remontada. La goleadora del partido fue la jugadora de DVSC Shaeffler, que convirtió en 7 ocasiones.


“Las chicas hicieron una preparación muy buena, tuvimos errores que si bien se mejoraron mucho, para cierto nivel, si querés ganar, no podés cometer. Hoy los cometimos y lo pagamos. Frustrarme no me frustra, ahora es tiempo de trabajo y hay muchas chicas muy jóvenes. Los errores se mejoran con experiencia y con partidos, creo que hay que darle más rodaje a las chicas, sobre todo a las más jóvenes. Es normal que se equivoquen, para muchas es su primer mundial y fue un partido que aspirábamos a ganar para pasar de ronda. Hace 12 días que estamos acá, entrenando, pero sólo tuvimos un partido. A medida que vayan pasando los partidos, van a jugar mejor”, reflexionó Dady Gallardo luego del encuentro.


La arquera Marisol Carratú, de buen desempeño en el partido, también expresó su opinión con respecto al debut: “La verdad habíamos preparado muy bien el partido, veníamos ilusionadas, sabíamos que Japón iba a ser un rival muy complicado. Creo que se notó en el juego que ambos equipos estuvimos luchando hasta el final. Nosotras cometimos errores que nos costaron la diferencia de gol y que no pudimos dar vuelta, pero creo que este es un equipo muy joven, estamos en un proceso y hay que seguir”.

¡SUSCRÍBETE!

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com