Los últimos finalistas, candidatos en sus grupos


Photo credit: FFHandball / Stephane Pillaud

Los tres medallistas de Alemania 2017 se encuentran en los grupos A y B del mundial Japón 2019. Noruega y Países bajos comparten el grupo A y son candidatos a quedarse en la cima una vez finalizada la fase de grupos. Por su parte, Francia, el campeón defensor, tendrá que enfrentarse a un duro grupo B que tiene cinco candidatos para tres plazas para la siguiente fase.


Les compartimos un repaso de ambos grupos, para empezar a pensar el mundial horas antes del pitido inicial.


Grupo A


Pese a llegar al mundial con muchas bajas sensibles, resulta imposible descartar a Noruega como primera de grupo. Aun sin Kari Grimsbø, Katrine Lunde, Veronica Kristiansen, Nora Mørk, Amanda Kurtovic y Henny Ella Reistad, las vigentes subcampeonas del mundo superarán la fase de grupos, pero deberán estar plenas para no sufrir sobresaltos ante rivales que pelearán duro por uno de los tres primeros puestos de la primera ronda.


Países Bajos es uno de los principales contendientes por ese primer puesto. Medallistas de bronce tanto en Alemania 2017 como en Francia 2018, las neerlandesas deberán enfrentar su primer torneo sin Nycke Groot, sin dudas una de las mejores centrales del mundo, y será momento para que las jugadoras más experimentadas como Estavana Polman, Lois Abbingh y Tess Wester lleven la batuta. Bajo las órdenes de Emmanuel Mayonnade (Metz), tendrán un exigente debut ante Eslovenia, que contará con el aporte de una de las mejores zurdas de la actualidad: Ana Gros. La lateral derecha de Brest Bretagne está en un gran momento y seguramente intentará mejorar la versión que su seleccionado mostró en Francia 2018, donde no consiguió triunfos en fase de grupos (que compartió los eventuales campeón y subcampeón).


Serbia y Angola jugarán el primer partido del grupo desde las 15:00, y sin dudas será un encuentro que defina el pasaje a la main round. Puede que las europeas suenen como favoritas para este debut, pero Angola, bajo el comando del técnico campeón del mundo 2013 con Brasil, Morten Soubak, podrían ser la sorpresa en el primer partido. Las europeas no contarán con la presencia de una de sus máximas figuras, Andrea Lekic, que fue operada la semana pasada de una fractura de tímpano, pero podrán apoyarse en las experimentadas Dragana Cvijić, Kristina Liscević y Katarina Krpež Šlezak, la máxima goleadora del último campeonato europeo en Francia.


Cuba, que muchas veces es una incógnita antes de cada torneo, vuelve a un mundial luego de su última aparición en Dinamarca 2015. En su reciente participación en los Juegos Panamericanos Lima 2019, las conducidas por Jorge Coll consiguieron el bronce con un plantel joven que sin dudas buscará sumar experiencia en esta participación mundialista.


Todos los partidos del grupo A se disputarán en el Aqua Dome Kumamoto.


Grupo B


Este grupo será, sin dudas, uno de los más duros del torneo. Cinco de los seis equipos tienen chances de clasificar entre los tres primeros. Francia, campeón defensor y uno de los grandes candidatos a quedarse nuevamente con el título, tendrá un duro comienzo ante las campeonas asiáticas. Corea del Sur, siempre difícil para los equipos europeos, tiene la ventaja de no haber tenido que combatir ante el jet-lag, un dato no menor en este mundial. Pero el conjunto de Olivier Krumbholz fue uno de los primeros en llegar a Japón y por eso ya habrá logrado buena parte de la aclimatación.


Sin una segunda arquera de la talla de Laura Glauser (lesionada) o Cléopâtre Darleux (embarazada), el puesto que defiende Amandine Leynaud es el único en el que el conjunto campeón de Europa podría ‘sufrir’ un poco. Con la base del equipo vencedor en el europeo en diciembre del año pasado, Francia buscará retener el cetro, pero para eso deberá conseguir la mayor cantidad posible de puntos en una dura fase de grupos.


El partido que abrirá el grupo B será Alemania – Brasil. Las teutonas llegan sin una de sus mejores jugadoras, Xenia Smits (baja por lesión), pero con un plantel relativamente joven que puede causar problemas a más de uno en este grupo tan competitivo. Las campeonas sudamericanas están ante el gran desafío de volver a la cima y para ello cuentan con un plantel que tiene a 6 de las campeonas del mundo en 2013 (Amorim, Arenhart, Rodrígues, Fachinello, Costa, Do Nascimento) y a un mix de jugadoras que forman parte de la renovación que empezó luego del cierre del ciclo olímpico de Rio 2016. Terceras en la reciente participación en la Japan Cup en Tokio, las brasileñas buscarán mejorar el 18vo puesto de Alemania 2017.


Si bien no tuvo grandes resultados en los últimos años, da la sensación de que finalmente éste podría ser el momento de Dinamarca. Con varias jugadoras consolidadas como Stine Jøorgensen, Louise Burgaard, Sandra Toft y Anne Mette Hansen, más la irreverencia de las jóvenes Kristina Jørgensen, Mie Højlund y Althea Reinhardt, el primer desafío para Dinamarca será encontrar la regularidad para llegar a las instancias finales, si lo consigue, podría subirse al podio luego de seis años.


El equipo que más difícil tendrá todo en este grupo será sin dudas Australia. Tras una ausencia de seis años en torneos mundiales, las oceánicas quedaron sorteadas en el grupo más duro del torneo y debutarán nada menos que ante Dinamarca. La clasificación llegó luego de haber finalizado quintas en el torneo clasificatorio que juntó a Asia con Oceanía por primera vez.


Los partidos del grupo B se disputarán en el Yamaga City Overall Gymnasium y en el Kumamoto Prefectural Gymnasium.


Suscribite a 
Playmaker | Women's Handball

Seguinos en nuestras redes sociales 👇🏽:

  • Playmaker | Women's Handball en YouTube

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com