• Playmaker

Playmaker POD - Episodio 9: DELO EHF Champions League y los torneos preolímpicos

Playmaker | Women's Handball trae un nuevo episodio de podcast. Repasamos las definiciones de los playoffs de la DELO EHF Champions League y los torneos preolímpicos que comienzan este viernes.


Conversamos con Jovanka Radičević (ŽRK Budućnost - MNE) que nos contó cómo vivió la serie de de playoffs ante FTC-Rail Cargo Hungaria, cómo pasó su contagio de Covid-19 el año pasado y cómo espera el comienzo del torneo preolímpico en Podgorica, donde serán locales, aunque no puedan contar con la presencia del público. Además, hablamos de los tres torneos preolímpicos y sumamos a Manuela Pizzo (Superamara Bera Bera - ARG) para que nos cuente cómo se prepara La Garra en la previa de un desafío que puede ser histórico para el handball femenino argentino.


Los invitamos a escucharla y esperamos que lo disfruten tanto como nosotras disfrutamos al grabarlo. Y como mencionamos en el podcast, nos disculpamos por la calidad de sonido en la nota con la jugadora montenegrina. Debajo dejamos la transcripción de la conversación, para quienes no sepan inglés, y para quienes, a pesar de saber, no hayan podido entender mucho 😭.



Transcripción de Jovanka Radičević


Playmaker: Queríamos conversar contigo no sólo acerca del torneo preolímpico, sino también acerca de la clasificación a los cuartos de final de la DELO EHF Champions League. Vimos los dos partidos, que fueron muy duros, pero Budućnost consiguió clasificar, ¿cómo te sientes acerca de eso?


Jovanka Radičević: Ah, sí, antes que nada, hicimos un muy buen trabajo. Al principio de la temporada tuvimos a muchas jugadoras lesionadas, jugadoras que son claves. Cuando digo esto me refiero a Andrea (Lekić), a Tatjana Brnović; además, Milena Raičević está embarazada, aunque ese es un lindo motivo; pero fue duro estar sin ellas. Tenemos una nueva entrenadora, Bojana, con ella somos un equipo totalmente distinto y nos gusta mucho. Ella sabe en cada momento qué es lo que quiere del equipo, así que creo que en cada partido mejoramos, somos mejores día tras día. Entrenamos duro, y cosas concretas todos los días, creo que por estas cosas ella crea un buen ‘feeling’, una buena atmósfera y creo que todas las cosas que nos pasaron nos hicieron más fuertes. Estoy orgullosa de mi equipo por haber pasado a los cuartos de final, porque era una serie muy dura. Al final en un partido una jugadora puede estar bien, al siguiente pueden ser otras, pero si el equipo funciona bien todo el tiempo puedes llegar al éxito, así que estoy orgullosa de mi equipo.


Ahora empezamos una nueva semana, esperábamos este momento desde marzo del año pasado, pero la situación con el Coronavirus cambió todo. Por un lado estoy feliz de que estemos juguemos en casa, pero por otro lado estoy triste porque sé que si no fuera por esta situación, y así hubiese sido en Rumania o en Noruega, nuestros fans estarían animándonos, puedo imaginarme cómo se verían las tribunas con ellos alentando; el Covid-19 lo cambió todo y no será lo mismo. Pero sabemos cuál es nuestro objetivo, soñamos con esto muchas veces y sabemos que para cualquier atleta los Juegos Olímpicos son lo más importante, así que estamos lista y no vemos la hora de que llegue el viernes.


PM: Antes de que nos metamos de lleno en el torneo preolímpico, quería preguntarte acerca de su nueva entrenadora, Bojana (Popović). Obviamente la conocías de antes, incluso por haber trabajado con Dragan (Adžić), y hace unas semanas Bárbara Arenhart nos contó que lo que le gustaba de ella es que les da mucha libertad a la hora de jugar, de aportar sugerencias, que las escucha, ¿cómo manejan esa relación en un plantel en el que hay varias jugadoras experimentadas, pero que también tiene un gran número de jugadoras muy, muy jóvenes?


JR: Sí, la conozco bien, jugué con ella por muchos años y para mí ella es la única, la mejor jugadora del mundo; pasará algún tiempo y tal vez pueda entonces nombrar a alguna otra, pero para mí ella es la mejor jugadora de la historia. La conozco como jugadora y como entrenadora y (lo que mencionaste) es una de las claves, porque ella nos conoce por haber jugado con muchas de nosotras, y sabe que somos profesionales, y que incluso si tenemos alguna idea que difiere de lo que ella piensa, nos quiere escuchar. Porque ella siempre nos dice que lo más importante es cómo nos vamos a manejar dentro de la cancha; por lo tanto si yo hablo algo con quien juega a mi lado y eso va a ser positivo, ella está de acuerdo con eso. Para ella lo más importante es que nos entendamos entre nosotras; luego, por supuesto, siempre está ahí para decirnos lo que corresponde, porque en cada momento ella sabe lo que tenemos que hacer, pero también nos da la libertad para tomar las decisiones y nos dice, “decidan, fíjense cómo se sienten” y que pensemos en lo que es mejor. Podemos decir nuestra opinión y luego ella como entrenadora tendrá la palabra final y dirá “puedes hacerlo de esta o de esta otra manera”. Pero creo que esto es clave, nosotras la escuchamos mucho y la respetamos mucho, ella es la entrenadora, aunque haya comenzado hace poco en este rol.


Además, tenemos jugadoras jóvenes en el plantel, como mencionaste, y ellas están para escucharnos, nosotras (las más experimentadas) hablamos mucho con ellas, quieren aprender, nos respetan mucho y saben que si a veces somos duras con ellas es para que sean mejores en el futuro; así que creo que este mix entre jugadoras jóvenes y experimentadas y una entrenadora como Bojana nos llevará a buenos partidos.


PM: Imaginamos que el nivel de empatía debe ser muy importante. No por haber sido ex-jugadoras, aunque Bojana haya sido una de las mejores, si no la mejor, significa que todas puedan transformarse en buenas entrenadoras, pero en este caso ese nivel de empatía debe ser importante. Anteriormente mencionaste el Coronavirus, que por supuesto ya forma parte de nuestra vida diaria, y tú tuviste el virus al comienzo de la temporada, ¿no es así?


JR: Sí, yo lo tuve, fue en agosto y estábamos en pretemporada. Comenzamos la pretemporada y al cabo de cinco días una de las chicas se contagió, a los pocos días yo me contagié y algunos días más tarde, todo el equipo estaba contagiado. Estuve realmente mal en ese momento. Hasta que me pasó yo era de esas personas que decía “esto no es nada, no va a pasar nada”, pero es realmente un gran problema, un serio problema, por eso tenemos que ser responsables por nosotros, por nuestras familias y por todos los que nos rodean. Yo estuve realmente mal, por siete días verdaderamente pensé que me iba a morir, no podía levantarme de la cama, lo pasé muy, muy mal. Luego, gracias a Dios, pude sobrevivir a todo esto. Me fue muy difícil volver a mi forma física, a los entrenamientos; pero una vez que lo conseguí se me hizo más fácil todo. Y creo que el momento en el que pensé “gracias a Dios que me siento otra vez yo dentro de la pista” fue en el Campeonato Europeo. No fue fácil, pero al final estoy feliz, porque cuando todos me preguntaron qué significaba para mí haber sido nombrada en el all-star team, que me dieron la pelota dorada, yo contesté que era, hasta ahora, el mejor regalo que pude recibir porque no pensé que podía volver al nivel en el que estaba, por el Covid-19. Así que ya pasó para mí; pero es realmente un gran, gran problema, que cambió el mundo, que cambió vidas. Al final lo más importante es tener salud.


PM: Y nos alegra que estés sana. Yendo al torneo preolímpico, comentábamos antes acerca del buen mix de jugadoras experimentadas y de jugadoras jóvenes que tiene Budućnost, y lo mismo pasa en la selección nacional, ¿no?


JR: Sí, es lo mismo, una mezcla entre jóvenes y experimentadas. Ahora no tendremos a Jelena Despotović, porque se contagió del Coronavirus antes de esta semana; pero para nosotras no es nada nuevo, nada extraño, porque nuestra selección nunca tuvo las cosas fáciles. Para nosotras es normal, siempre tenemos el camino difícil y tal vez por eso somos como somos y al final del día a veces los más débiles vencen. Sabemos cómo pelear y espero que podamos conseguir la clasificación y que Jelena y el resto puedan también ir a Tokio.


PM: Tú ya sabes lo que se siente jugar una final olímpica, eres una jugadora tan experimentada, ¿qué significaría para tí, para Jovanka Radičević, la clasificación a Tokio 2020?


JR: Para mí esto significa...Cada vez que pienso en Tokio se me llenan los ojos de lágrimas, porque los Juegos Olímpicos no pueden compararse con nada. Incluso si tengo dos a mis espaldas, daría toda mi carrera por eso, por poder ir ahí, porque no puede compararse con nada. Cuando llegan estos partidos, puedes jugar sin calentamiento, sin nada, sólo con tu corazón y tu cabeza, porque ser parte de una villa olímpica...creo que todos los niños sueñan con eso; y si tengo la oportunidad de estar ahí siendo atleta entonces estoy lista para hacer todo, para dejarlo todo sólo para poder ser parte de eso.


PM: ¿Fue difícil tener que esperar un año más, cuando se enteraron de que se iban a postergar, no sólo el preolímpico, sino también los Juegos Olímpicos? ¿Cómo lidiaste con eso?


JR: No fue fácil cambiar la cabeza, todos estaban preparados para el verano pasado, pero cuando comenzó la pandemia creo que todos pensábamos en sobrevivir, nadie pensaba en los Juegos Olímpicos o en el deporte. Pero ahora estamos en una situación en la que podemos jugar y pelear por esto, aunque está claro que en Tokio todo va a ser completamente distinto; creo que fue difícil de planificar para los jugadores, pero por otro lado creo que tenemos que estar contentos por tener esta chance de pelear por una plaza.


37 vistas