top of page

Una nueva final para Győri Audi ETO KC

En una verdadera final anticipada, el equipo húngaro sacó chapa y se quedó con la victoria ante Team Esbjerg por 23-24, en un partido que se definió, literalmente, en el último segundo y que tuvo a Sandra Toft como gran figura. Mañana desde las 18:00, el equipo de Per Johansson se medirá ante SG BBM Bietigheim en la gran final del EHF Final 4.


Era el emparejamiento que muchos no hubieran deseado, el partido que muchos veían posible el domingo en el MVM Dome, que por tercera vez es escenario de las semifinales y final de la máxima competencia de clubes de Europa. La experiencia de Győri Audi ETO KC podía hacer suponer que el equipo llegaba como favorito, aunque el propio Johansson, en el media day celebrado ayer, llegó a soltar ante los micrófonos de la EHF que Team Esbjerg era "el mejor equipo del mundo en estos momentos".


Considerando que las magiares se quedaron con los segundos puestos, tanto en la Copa como en la Liga local, mientras que las danesas lograron consagrarse en ambas competencias domésticas, podía suponerse que las escandinavas llegaban un poco mejor de ánimo a la cita en Budapest; pero en este tipo de eventos, en los que todo se resuelve en un partido, las húngaras llevan años contando, además, con la ventaja del público a favor.


El encuentro comenzó mejor para Team Esbjerg, que abrió el marcador a través de Nora Mørk desde los siete metros, antes del minuto de partido. Antes de los cuatro minutos de juego, el conjunto danés se puso 3-0 arriba y forzó a Per Johansson a solicitar el primer tiempo muerto de manera prematura. Su equipo tuvo dificultades a la hora de atacar la dura defensa danesa, que forzó pérdidas de pelota, sobre todo cuando las magiares intentaron el juego interno con Kari Dale.


Tras el tiempo muerto, Ana Gros puso el primer gol del partido para el conjunto húngaro, que es un poco más local que los otros participantes gracias a la buena respuesta del público en las gradas. En diez minutos de juego, llegó el empate por primera vez, de la mano de Estelle Nze Minko, que dejó sentada a la defensa danesa para poner el 5-5.


La figura de Sandra Toft empezó a erigirse en el arco de Győri Audi ETO KC como pieza fundamental de la construcción de la victoria de las vestidas de blanco. En 12 minutos, Viktoria Győri-Lukacs puso a las magiares arriba en el marcador por primera vez (5-6). El goleo se mantuvo bajo durante la primera parte, en parte gracias a las intervenciones de las arqueras, pero principalmente por las defensas propuestas por ambos equipos.


El primer quiebre se produjo en el último minuto y medio del partido, cuando Stine Oftedal, luego de una intervención de Toft (que a esta altura llevaba un 54% de paradas) convirtió su primer gol para poner la diferencia de cuatro por primera vez en el encuentro (8-12); esa sería la diferencia al término de la primera parte, aunque con un gol más por lado tras las anotaciones de Henny Reistad y Nadine Szöllősi-Schatzl sobre la chicharra.


En el complemento, Team Esbjerg consiguió acortar la distancia para ponerse 12-14 en apenas dos minutos, pero un vendaval de goles puso a las dirigidas por Per Johansson 12-18 arriba para que Jesper Jensen solicitara el TO. Poco a poco, las danesas fueron licuando la diferencia, en parte gracias al efectivo ataque 7vs6 planteado por el también entrenador de la selección danesa. A falta de ocho minutos y medio, Reistad marcó su quinto gol, que puso el partido 20-21.


A falta de poco menos de cinco minutos; en pasivo, a pie firme y al segundo palo de Milling, Estelle Nze Minko marcó el mejor gol de la tarde para decretar el 21-23; pero la sonrisa duró poco porque desde los siete metros, tras la exclusión de Dale por una falta sobre Reistad, Nora Mørk marcó su sexto gol (de tendida) para descontar. Todavía en superioridad numérica, Team Esbjerg recuperó la pelota y Kristine Breistøl probó de larga distancia, con el arco vacío; el lanzamiento se estrelló en el travesaño y Győr tuvo una vida más, cuando quedaban apenas tres minutos.


Un minuto más tarde, Sandra Toft, en su onceava parada, le detuvo un lanzamiento franco (en parte con la cara) a Live Rushfeldt Deila para llevar su efectividad al 36%; pero lejos estaría de ser su última intervención. Una posesión dentro del último minuto trajo el 24º gol de Győr, convertido por Dale tras asistencia de Eun-Hee Ryu, que había desperdiciado dos lanzamientos desde el extremo; un sacrificio táctico por privilegiar su importancia en defensa.


Sanna Solberg descontó a falta de 33 segundos, y con el partido 23-24, Johansson llamó el último tiempo muerto que dejaría a su equipo con una posesión final de 16 segundos. Un error de manejo en ese ataque dejó a Team Esbjerg con una oportunidad única para conseguir el empate en los últimos segundos; Solberg lanzó en velocidad, aunque con un ángulo poco favorable, pero antes de que la luz del arco se encendiera para marcar el final del partido, Sandra Toft detuvo el lanzamiento para euforia de (casi) todo el estadio. Una montonera verde se abalanzó sobre la arquera danesa, que cerró una noche espectacular con un 39% de paradas para llevar a su equipo a una nueva final del torneo más importante de Europa.


Una decepcionada Rikke Iversen, confesó en zona mixta: “Creímos que podíamos durante todo el partido, lo creímos hasta el último segundo, e intentamos mantenernos unidas hasta el final, no sé si la diferencia estuvo sólo en los momentos finales”. Consultada sobre los motivos por los cuales Team Esbjerg no consiguió quedarse con el encuentro, pese al muy buen comienzo de partido, la pivot danesa agregó: “Creo que nuestro porcentaje de efectividad falló, tomamos muchos lanzamientos y tuvimos muy buenas oportunidades, pero no pudimos convertirlas. Creo que nuestra defensa fue muy buena, porque dejar a Győr en 24 goles es muy bueno, pero marcar 23 no es lo suficientemente bueno para una semifinal de Final 4. Tendremos que replantearnos a nosotras mismas cómo convertir más goles”.


En el otro lado de la escala de emociones, una sonriente Stine Oftedal expresó: “Honestamente fue eufórico terminar con esa parada sobre la chicharra de Sandra (Toft). El deporte a veces es muy brutal, y siempre pienso que los márgenes son muy cortos, así que estar de este lado se siente genial”.


PlaymakerWH: ¿Dónde creés que estuvo la diferencia al final, luego de un partido que empezó complicado para ustedes?


Stine Oftedal: Creo que gran parte fue nuestra defensa y Sandra (Toft), indudablemente. También creo que por algunos periodos de tiempo jugamos muy bien en ataque, tuvimos algunos baches en los que podríamos haber tenido una ventaja mayor, pero en general la diferencia fueron tanto la defensa como nuestro arco.


PM: ¿Sobre qué deberán tener mayor cuidado mañana, pensando en una situación similar ante un rival que también buscará el título como ustedes?


SO: Tenemos que seguir trabajando en los detalles. Hubo un pequeño período en el que realmente nos costó marcar, así que encontrar una forma de poder revertir eso más rápidamente sería bueno. Pero al mismo tiempo creo que en todos estos grandes partidos, esa es la dinámica; al principio ellas tuvieron la ventaja, nosotras nos acercamos, después nosotras estuvimos al frente y ellas se acercaron. Es realmente raro que un equipo consiga ganar por 10 goles cuando jugás ante un oponente que es tan bueno. Para ser honesta, creo que ese va a ser el caso mañana otra vez, por supuesto intentaremos mantener la ventaja, pero creo que ahí radica la belleza de este juego.


PM: ¿Cómo comparás tus niveles de nervios, pensando en ayer por la noche a hoy, que ya comenzó la competencia?


SO: Antes del partido estaba realmente nerviosa, hoy lo sentí bastante, pero cuando entrás a la cancha sabés que estás ahí para cumplir con un objetivo, así que probablemente sea lo mismo mañana. Va a ser una mañana larga en la que intentaré estar lista, sentir esos nervios hasta que empiece; viviendo todo paso a paso, que es la única manera.


El tema de su inminente retiro y el hecho de que esta será su última participación casi no se menciona, pero se palpa en el ambiente. Su nombre fue el más aclamado durante la presentación de las jugadoras (aunque eso sea habitual), su caminata por la zona mixta fue la más esperada y la que más duró; a cada paso fue solicitada, y a todos respondió con la misma calidez e interés, su presencia en la cancha no será lo único que recordaremos.


En su novena participación en EHF Final 4, la octava consecutiva, Győri Audi ETO KC “hizo los deberes” y mañana buscará su sexto título europeo, el primero desde la edición 2018/19. Por su parte, Team Esbjerg sumó su tercera derrota en semifinales, la quinta consecutiva en este evento en el que todavía no pudo conseguir triunfos.


Datos:

  • Con seis goles cada una Estelle Nze Minko y Nora Mørk fueron las máximas anotadoras del partido.

  • Fue la quinta derrota consecutiva de Team Esbjerg en Budapest. Las danesas, que se encuentran disputando su tercer Final 4 consecutivo, cayeron ante el mismo rival de esta tarde en la temporada 2021/22 y ante su rival de mañana en el partido por el bronce (Metz Handball). El año pasado fueron superadas por FTC Rail Cargo Hungaria por el pase a la final, y perdieron el bronce en manos de Győri Audi ETO KC.

  • Győri Audi ETO KC vuelve a una final luego de dos años; la última había sido la de la temporada 2021/22 en la que cayeron por 33-31 ante Vipers Kristiansand.

  • Con los seis goles de hoy, Mørk alcanzó los 97 en esta temporada y se mantiene entre las máximas goleadoras. El ránking lo lidera Anna Vyakhireva, que terminó con 113 anotaciones.

  • Será la décima final para las húngaras, en 30 ediciones (la décima en este formato).

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page