Las competiciones europeas, en jaque ante la incertidumbre global

  • La DELO Women's EHF Final 4 sigue prevista para septiembre, aunque también se continúa buscando una alternativa

  • Lo que resta de clasificación para el Europeo de 2020, de momento se jugaría en junio en formato torneo


La crisis global sanitaria que estamos atravesando ha obligado a todos los países a resolver sus ligas domésticas antes de lo previsto y de la manera que cada cual haya considerado oportuna. Aunque aún quedan algunas que barajan la posibilidad de ser reanudadas, como es el caso de la española y la rumana, hasta la EHF, el organismo máximo a nivel europeo, se ha visto obligada a tomar decisiones con respecto a sus propias competiciones que ni siquiera aún pueden considerarse definitivas debido a la incertidumbre que las rodea.


A estas alturas es ya indiscutible el hecho de que el mundo entero se ha visto sacudido desde la inesperada llegada de la fatídica pandemia del Covid-19. La sociedad en su conjunto se ha visto obligada a maniobrar en mayor o menor medida y el ritmo de vida de todas y cada una de nosotras ha dado un 'frenazo'. Ante esta situación sin precedentes que atravesamos, la gran mayoría de agentes de todos los sectores se hallan ante una tesitura complicada, puesto que son muchas las decisiones a tomar y el grado de incertidumbre lo es aún más. Es el caso de la Federación Europea de Balonmano (con sede en Viena) que, al igual que muchos otros organismos en todo el mundo, se ha visto obligada a realizar un gran sobre esfuerzo y a actuar en consecuencia a pesar de un contexto tan continuamente cambiante.

"Se trata de una situación inédita, comenzando por la forma en que trabajamos", asegura Carmen Manchado, representante de las competiciones femeninas dentro de la Comisión de Competiciones de la EHF. Asegura que hasta la pasada semana, que las autoridades en Austria han "suavizado" las medidas, toda la oficina tele-trabajaba y las reuniones las hacen por videoconferencia. "En Europa la epidemia está en continuo cambio, por lo tanto, tratamos de estar informados de cómo va evolucionando la situación en los distintos países y tratamos de buscar respuestas con diferentes escenarios. Estamos obligados a tener elaborada una planificación temporal y según se van cumpliendo plazos, si la situación persiste, pasamos a la siguiente propuesta", explica.


Playmaker: ¿Estaba el protocolo del gabinete de crisis de alguna manera preparado para actuar ante semejante situación e incertidumbre?


CM: Es difícil estar preparado al 100% para una situación sin precedentes, pero desde el principio hemos contemplado diferentes posibilidades ante los también posibles diferentes escenarios. Es complicado porque los distintos eventos dependen de las decisiones que se toman en cada país. Un ejemplo claro es la VELUX FINAL4, que no se podrá organizar a finales de agosto ya que actualmente el gobierno de Alemania no permite la celebración de eventos deportivos antes del 31 de agosto, por esta razón se ha traslado a diciembre. Y aunque para los jugadores supondrá una densidad competitiva muy elevada, tanto ellos como los clubes han manifestado su deseo de jugarla. Por otro lado, hay aspectos que tienen que ser resueltos por imperativo de tiempo, por ejemplo, los partidos de clasificación para el Campeonato del Mundo de Egipto, que posiblemente pueda celebrarse sin problemas. Por eso se trabaja con distintas fechas para que esos partidos se puedan disputar.


P: Prácticamente todos los países han tomado ya una decisión con respecto a sus competiciones domésticas. Algunas se han visto canceladas, como es el caso de Hungría y Alemania por ejemplo. ¿Qué le parece?


CM: En cada país, las ligas y las federaciones resuelven en función de su casuística. Dependiendo del número de partidos que faltan para finalizar las ligas, de si todos los equipos han jugado los mismos partidos, si las posiciones a día de la interrupción están claramente definidas, etc. Como ya sabemos algunas federaciones han optado por hacer válido el ranking a fecha de la interrupción, otros han contabilizado solamente la primera vuelta, otros han usado la estadística para hacer el cálculo y otros han optado por no contabilizar esta temporada. Lo ideal, evidentemente, es que se resolviera en el campo y no en los despachos, aunque creo que en todos los casos se busca encontrar la solución más justa para la mayoría.


P: ¿En algún momento la EHF ha barajado la posibilidad de cancelar sus competiciones?


CM: Se contemplan diferentes escenarios. De momento la comisión de competiciones ve casi imposible que se pueda mantener el calendario anunciado para junio y julio, por lo que ya se ha propuesto a la Ejecutiva una alternativa. Lo mismo sucede con las competiciones de este verano, los campeonatos de Europa en las distintas categorías se han trasladado a finales de agosto, pero si la situación no lo permite (por ejemplo Austria e Italia ya han manifestado la imposibilidad de disputar las competiciones en esas fechas) también se ha propuesto una alternativa que tendrá que valorar el comité ejecutivo de la EHF y decidir en consecuencia.


P: En cuanto al cambio en el sistema de competición previsto para la temporada 20/21, ¿cree que se verá afectado de alguna manera?


**Recordemos que para la temporada 20/21 cambia la cantidad de los equipos con plaza directa a la EHF Champions League (1 por cada país que se encuentre entre los 9 primeros clasificados en el ranking europeo + 1 extra por el primer clasificado) y que se vuelve a remodelar el escenario de las competiciones continentales. En esta ocasión surge una nueva, la European League, que pasa a sustituir a la que hasta ahora fue la EHF Cup. Ahora, esta última nomenclatura pasará a llevarla la competición que se conocía como la Challenge Cup.


CM: Todo va a depender de cuando se puedan reanudar las competiciones con normalidad en toda Europa. Todos los equipos deben de poder desplazarse y en todos los países se debe poder jugar. Hablar ahora de esta posibilidad es arriesgado ya que la incertidumbre es muy elevada. En cuanto a los equipos participantes en las distintas competiciones, son las federaciones nacionales las que tienen que enviar la lista de participantes basados en el criterio seguido para finalizar la liga si ésta no ha finalizado regularmente. Sabemos que la situación financiera de algunos equipos, sobre todo de mujeres por ser más sensibles a la crisis económica va a ser complicada, por lo que desde la Comisión de Competiciones se estudiaría la posibilidad de “flexibilizar” algunos criterios si fuera necesario.


P: A día de hoy, la DELO Women's EHF CL Final4 de esta temporada que debería de haberse disputado en mayo, está aplazada a septiembre. ¿Se sigue manteniendo la fecha?


CM: En estos momentos se mantiene la fecha de septiembre, pero también se está buscando una alternativa. A diferencia de la VELUX FINAL4, esta competición la organiza la EHF conjuntamente con la Federación Húngara, por lo que es necesario buscar una solución consensuada. Se está trabajando en una fecha alternativa que no entre en conflicto con las jornadas de Champions League ya programadas ni la actividad de los equipos nacionales. La verdad es que no hay muchas fechas libres. Lo que sí que tenemos muy claro en nuestra comisión es que las FINAL4 son la fiesta del balonmano y que no tiene sentido que se jueguen a puerta cerrada.


Papp Laszlo Sportarena de Budapest, en una de las Women's EHF Final4 | Foto: EHFCL

P: Hay equipos a quienes la decisión tomada por su federación afectará más que a otros con respecto a las plazas directas para competiciones europeas. ¿Cuáles son los criterios en los cuales se basa el reparto de las "Wild Cards" para la Champions League?


CM: Los criterios para otorgarlas se redujeron de 8 a 5 categorías, las cuales son las siguientes: la instalación deportiva donde se juega, televisión y medios digitales, espectadores, resultados en competiciones EHF en las temporadas pasadas y la gestión que el club hace del producto. Es la Junta Ejecutiva de la EHF la que siguiendo estos criterios decide.


P: En cuanto al Europeo que debería tener lugar en diciembre de este mismo año en Noruega y Dinamarca, ¿cómo cree que pueda verse afectado?


CM: De momento las rondas 3/4 y 5/6 están previstas para que se jueguen en formato torneo de miércoles a domingo (3 al 7 de junio) para lo que se necesitaría una federación organizadora. El plazo máximo para resolver en este sentido es el 15 de mayo. Si no se pudiera jugar, ya hay una propuesta alternativa para resolver el ranking que daría acceso a participar en el Campeonato de Europa NOR/DEN 2020. En cuanto a la fase final de diciembre, es difícil y arriesgado hacer valoraciones. Aunque la situación sanitaria en Noruega y Dinamarca es bastante buena, todo dependerá de la posibilidad de viajar de los distintos equipos participantes.

49 vistas
Suscribite a 
Playmaker | Women's Handball

Seguinos en nuestras redes sociales 👇🏽:

  • Playmaker | Women's Handball en YouTube

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com