Cristina Neagu: "No habría esperado jugar así después de tanto tiempo" [VIDEO]

Rumanía cayó ante Montenegro por la mínima (27:26) en la cuarta jornada del Campeonato del Mundo que se está disputando en Kumamoto (Japón). Las balcánicas se impusieron en el tramo final después de que las rumanas hubieran tenido la contienda bajo control durante todo el tiempo. Al finalizar el choque, la capitana de la selección de Rumanía y actual mejor jugadora del mundo, Cristina Neagu, habló con Playmaker sobre el papel de su selección en este Mundial y sobre cómo está viviendo su regreso a las pistas.


Kumamoto, Japón | 4 DICIEMBRE 2019


Ha pasado casi un año desde aquel fatídico 12 de diciembre de 2018. El Palais Des Sports Jean Weille de la ciudad francesa de Nancy era escenario del choque entre las selecciones de Rumanía y Hungría, que disputaban el Campeonato de Europa. Aquel día, casi dos mil personas presenciaron el duelo tan parejo que protagonizaron ambas escuadras y, lamentablemente, también fueron testigos de cómo a falta de menos de cinco minutos para el pitido final, la mejor balonmanista del planeta se rompía el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Cristina Neagu se retorcía de dolor sobre el 40x20 mientras sus compañeras no daban crédito a lo que acababa de suceder. Aún sin haberse confirmado oficialmente los peores temores, el golpe moral fue terrible para la expedición rumana al completo.


Aquella misma noche, Rumanía clasificó para las semifinales gracias al resultado favorable que Países Bajos logró ante Alemania. Las jugadoras rumanas ya se encontraban en el hotel cuando se daba la noticia, así que en un acto de devoción a su amiga, compañera y capitana, fueron a contarle las buenas nuevas a la habitación. Y es que, previamente, justo después del partido contra Hungría, escasos minutos después de haberse lesionado, se dirigió al vestuario para tratar de levantar el ánimo de un grupo hundido por las circunstancias. Ejerció no sólo de compañera, sino de líder responsable de la armonía y equilibrio dentro de un equipo.


Neagu se quedó en Francia apoyando a su equipo hasta que Rumanía terminó su andadura en la competición europea, y después de ello fue cuando volvió a casa para pasar por quirófano y empezar, una vez más, un largo recorrido que lamentablemente ya le resulta familiar.


Tras casi un año de recuperación y el arduo trabajo que ello conlleva, la recientemente galardonada como IHF Player of The Year 2018 afirma que ella misma se sorprende por estar jugando al nivel que está jugando habiendo realizado "apenas 10 entrenamientos de balonmano" desde que le dieron el alta médica. Lo cierto es que la estrella rumana no muestra signos de haber sufrido lo que supone un proceso de rehabilitación tan reciente, de hecho es la segunda máxima goleadora en lo que llevamos de Mundial con 30 goles y habiendo disputado 3 de los 4 partidos posibles (la coreana Ryu lleva 3 tantos más). Así pues, ella misma afirma ser la única en conocer el nivel al que se encuentra en estos momentos pero, la verdad es que desde una perspectiva ajena, Neagu parece haber vuelto igual o más Neagu que nunca.


Foto: JHA / Sportsevent

O al menos está de camino, muy cerca. Y quizás no sea tanto por lo magistral en su salto ni en su armado de brazo, ni siquiera por lo asombroso en su velocidad de piernas ni lo increíble en su potencia de lanzamiento y colocación. Quizás no sea por razones tan evidentes al ojo humano, sino más bien por su forma de hacerse cargo de la responsabilidad que supone responder al nombre de Cristina Neagu.


Y es que, ya son varias las jugadoras jóvenes de la selección rumana que confirman el apoyo que están recibiendo por parte de su capitana. Y lo cierto es que esto se ve sobre el terreno de juego. Juegue o no (como fue el caso de ayer en el partido ante Kazajistán), Neagu siempre está. Aplaude, sugiere, aconseja, grita, se levanta, se sienta, vuelve a levantarse, anima a las suyas, les choca las manos, les da aliento, les da confianza. "Sé lo que significa jugar un primer partido o un primer campeonato importante", declaraba hoy tras la derrota ante Montenegro mostrando empatía hacía sus compañeras menos experimentadas.


Al parecer la derrota ante España en el inicio del Mundial fue dolorosa para la escuadra rumana pero, la líder del equipo se encargó a su manera de devolver la calma a las suyas. Casi como si de un ligero 'deja vu' se tratase de aquel 12 de diciembre de 2018 en Nancy. Ella está cuando más la necesitan, y su discurso se ha llenado de palpable positividad, probablemente causa del calvario vivido a lo largo de este último año durante su enésima recuperación. "Las derrotas son duras pero al menos estoy jugando el Mundial, que ni siquiera era seguro que fuese a llegar a tiempo, así que estoy contenta por ello", aseguraba hace cuatro días.


Hoy, tras su segunda derrota en este Mundial, esta vez sufrida a manos de la selección de Montenegro, quiso atender a Playmaker y estas son las reflexiones que hacía no solo acerca del encuentro, sino sobre su reincorporación a las pistas, sobre sus compañeras de equipo y lo que aún les depara este Mundial de Japón:

Transcripción:


“Creo que cometimos varios errores. También hubo algunas decisiones de los árbitros, pero no quiero hablar de eso porque no creo que ese fuese el motivo. Pero en general peleamos bien y estamos jugando cada vez mejor en el torneo y eso es muy importante para nosotras. Sabemos que el viernes es el último partido del grupo y el que puede ayudarnos a pasar a la Main Round, o no. En definitiva, hoy hubiese sido importante para pasar con puntos a la Main Round, pero aun así, todo se definirá en el último partido del grupo. Intentaremos levantarnos después de esto, creo que tenemos muchas, muchas cosas buenas para llevarnos de este partido para hacer un buen partido contra Hungría y pasar a la Main Round”.


“Estoy satisfecha, no puedo decir que no lo estoy porque no habría esperado jugar así después de tanto tiempo, después de, tal vez, 10 entrenamientos de handball, así que creo que nadie sabe mi estado real, pero yo lo sé, por eso la manera en la que estoy jugando es increíble incluso para mí, de modo que no podría estar más feliz; pero al final estoy feliz porque puedo ayudar al equipo”.


"Prefiero no pensar en eso porque podría haber pasado en cualquier partido, pasó contra Hungría, pero no pienso en eso, sólo quiero que hacerlo bien el viernes y ganar contra Hungría porque creo que estamos creciendo con cada partido que estamos jugando aquí en el mundial y quiero que lleguemos a la main round. No creo que…cómo decirlo…que Rumanía en este nivel no puede quedar afuera en la fase de grupos, quiero que lo hagamos bien contra Hungría, que ganemos por uno si es posible y acceder a la Main Round".


“Por supuesto, soy la capitana y la líder del equipo y si yo no lo hago, ¿quién lo hará? Por eso siempre voy a apoyarlas, sé que no es fácil jugar tu primer torneo adulto, todos esperan mucho de vos, porque así funciona, por eso seguiré alentándolas. Creo que están haciendo un trabajo cada vez mejor con cada partido. A ellas ya les dije que tenemos que olvidar el partido contra España, empezamos el campeonato en el partido contra Senegal, porque como se pudo ver, esa no era nuestra verdadera cara, estamos cada vez mejor. Así que estoy con ellas, quiero darles confianza, sé que están dando lo mejor.


"Ya les dije (después del partido a las más jóvenes) que fue una buena pelea, que hicimos muchas cosas muy buenas, que tenemos que mantener nuestras cabezas erguidas porque estamos cada vez mejor y que lo más importante, como ya sabíamos, va a ser el viernes así que esperamos con ansias ese partido contra Hungría, y realmente espero que podamos pasar a la siguiente ronda”.

0 vistas

¡SUSCRÍBETE!

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com