• Playmaker

Episodio 12 - Especial DELO EHF Final4 con Ana Gros

En el último episodio de esta serie especial dedicada al DELO EHF Final4 2020/21 llegamos sobre la hora con el equipo que nos faltaba: Brest Bretagne Handball. Conversamos nada menos que con la máxima goleadora de la competencia, la eslovena Ana Gros, una jugadora que será clave para el conjunto francés este fin de semana.


La lateral derecha llega con confianza, al igual que todo el equipo, y habiendo estado tan cerca de vencer a Győri Audi ETO KC, Brest cree tener en claro qué es lo que necesitarán este sábado para finalmente conseguir el triunfo y alcanzar la final. Los invitamos a escuchar a la goleadora eslovena en este nuevo episodio del podcast de Playmaker | Women's Handball.



Playmaker: Ana, antes que nada, gracias por tomarte el tiempo para nosotras en la noche previa a un día tan especial para ustedes. Voy a empezar por felicitarte por haber sido nombrada MVP de la liga francesa, pero también por haber ganado la liga, la copa de la liga, creo que fue un muy buen mes para ustedes como equipo, ¿no?


Ana Gros: Sí, gracias por las felicitaciones. Estoy realmente muy feliz y estamos felices de haber ganado el campeonato y la Copa de Francia, pero especialmente la liga, fue muy duro. El primer partido lo perdimos por siete goles, el segundo lo ganamos por siete goles así que estamos muy contentas, de hecho creo que fue el partido más duro de mi carrera. Estoy muy orgullosa de mi equipo porque nunca nos rendimos, pese a que en el primer tiempo empezamos muy mal e íbamos perdiendo por 3 goles, con lo cual eran 10 goles de desventaja en el global, pero en el final conseguimos ganar por 7, así que estoy muy contenta, orgullosa y creo que fue un buen empujón antes del Final 4, porque creo que si hubiésemos perdido habría sido muy distinto para nosotras; esto fue sin dudas algo muy positivo y nos hizo más fuertes como equipo.


PM: Comentas esto de llegar con confianza al Final 4, ¿qué tan más especial fue, además, conseguir esos títulos sabiendo que esta será la última temporada del equipo tal cual está hoy? Tú dejarás el equipo la próxima temporada, también Bella Gulldén, el equipo será distinto. ¿Qué tan especial fue para el equipo, y para vos en lo particular?


AG: Muy especial, primero que nada porque para el club fue algo histórico. El BBH (Brest Bretagne Handball) ha estado peleando por este objetivo desde su ascenso a primera división hace cuatro o cinco años, no recuerdo exactamente, así que este es un gran sueño y un gran logro para el club. Para mí también, por supuesto, yo ya había ganado títulos con Metz Handball anteriormente, pero realmente quería terminar este período en Francia con títulos y por ahora digamos que fue como un final perfecto, por ahora, porque aún deseamos obtener un título más. Pero claro que tanto para el club como para las jugadoras que nos vamos era importante y estamos felices de haber ganado y de poder irnos, por decirlo de alguna manera, con la tranquilidad de haberlo conseguido y satisfechas, eso es importante.


PM: Hablando del Final 4, da la sensación de que pasó demasiado tiempo desde los últimos partidos de Champions League, que fueron más de un mes desde los encuentros por cuartos de final, que fueron justamente ante el mismo oponente que tuvieron en la final de la Liga de Francia. Pareció que fueron unos cuartos de final relativamente fáciles para ustedes, ¿cómo se sintieron en la cancha? Porque hubo una gran diferencia en el primer cruce y no es normal ver a Metz jugar de esa manera, ¿cómo lo vivieron ustedes?


AG: Creo que estuvimos sorprendidas por nuestro propio rendimiento en el primer partido, porque ganamos por diez goles. Ok, ya habíamos ganado por esa diferencia en enero cuando jugamos contra ellas por la liga, pero éramos conscientes de que ese había sido el peor partido de ellas y que sería difícil de replicar un partido como ese. Pensamos en que teníamos que conseguir la diferencia de gol más amplia que pudiéramos y luego intentar mantenerla, pero creo que realmente el primer partido en Brest fue perfecto, todo nos salió y estábamos muy felices porque todas pudimos aportar algo, todas fuimos una pieza en el rompecabezas para esta victoria, cada una de nosotras, y eso fue importante para nosotras. Y para el segundo partido fuimos pensando "ok, tenemos que ganarlo". Ni por un segundo pensamos "bueno, sólo manejaremos el resultado e intentaremos no perder por 10 goles", realmente fuimos al 100% para ganar, estábamos enfocadas en eso al 100%, al final fue un empate, pero todas tuvimos la oportunidad de jugar y todas aportamos algo para esta clasificación al Final 4 y eso es lo más importante.


PM: ¿Cómo evaluarías el desempeño del equipo desde el comienzo de la temporada y ahora que estamos llegando al Final 4? ¿Cuáles dirías que fueron los mejores aspectos del equipo?


AG: Lo primero que se me viene a la mente es que supimos cómo reponernos de los momentos difíciles que tuvimos. Porque tuvimos periodos difíciles un poco en noviembre y especialmente en enero/febrero. Estábamos jugando realmente mal, para nada bien, no lo estábamos haciendo en nuestro nivel, perdíamos partidos no sólo de Champions League sino también de la liga, y no se parecía para nada al nivel que habíamos demostrado más temprano en la temporada, o incluso la temporada anterior. Creo que esta fuerza de equipo, el espíritu de equipo, el estar juntas, el decirnos "ok, ahora ya no podemos bromear más, ya no hay más margen para cometer errores". Nos reunimos y dijimos que teníamos que hacerlo bien. Y fue en los playoffs ante Team Esbjerg cuando realmente jugamos muy bien, y no fue para nada fácil, porque nos jugaron con una defensa 5-1 y no siempre nos enfrentamos a una defensa de ese estilo. Pero jugamos muy bien y teníamos las soluciones para resolverlo, no tuvimos miedo de eso. Antes de eso cada vez que nos jugaban una 5-1 estábamos totalmente perdidas, pero esta vez no fue así. Creo que eso nos hizo incluso más fuertes juntas, nos hizo ver que cuando las oponentes nos sorprenden con alguna defensa o lo que sea, podemos responder. En ese sentido, esos dos partidos ante Team Esbjerg fueron muy importantes para nosotras y nos hicieron muy fuertes para continuar de esa manera hasta el final de la temporada.


PM: Estimo que habrás escuchado esta pregunta más de una vez en esta previa al Final 4, pero van a cruzarse con Győri Audi ETO KC, un equipo en el que has jugado hace casi una década. Un equipo con el que han empatado dos veces esta temporada, e incluso la temporada anterior también se enfrentaron; en una ocasión perdieron apenas por uno y en la otra empataron. Pareciera que en general que Győri Audi ETO KC podría ser el oponente más duro para ustedes, pero lo mismo sucede al revés, porque Brest también es el rival más duro para Győri Audi ETO KC. ¿Qué dirías que es lo que tiene que cambiar para que mañana finalmente puedan torcer el partido a su favor?


AG: Es una buena pregunta, pero creo que Győri Audi ETO KC es sin dudas el mejor equipo en los papeles en esta Champions League. Tienen realmente a las mejores jugadoras del mundo, pero creo que no tenemos miedo de ellas, nunca lo tuvimos y ahora tampoco. Y sabemos que este partido es el más va a contar de todos los que jugamos, será el más importante, pero sabemos qué es lo que hicimos mal en los partidos anteriores, los vimos y ya hablamos de las cosas que tenemos que cambiar, no voy a decir demasiado acerca de la táctica por ahora (risas), pero creo que ya las hicimos dudar de ellas, si se puede decir de esa manera. Porque creo que todavía son un equipo muy seguro de sí mismo y tienen mucha confianza, y debe ser así porque son las mejores, llevan algunos años ganando la Champions League, o sea que son las mejores. Pero creo que al menos sembrar un poco de duda en ellas ya nos hace fuertes y nos hace tener una especie de ventaja sobre ellas. Pero, por supuesto, eso puede ser una trampa, porque tampoco podemos pensar en que por haber empatado tres partidos y haber pedido otro por un gol éste va a ser igual y les vamos a ganar, no, porque conocemos a Győr y sabemos que incluso podríamos perder por diez ante ellas. Pero sin dudas creo que podemos tener confianza, sabemos de lo que somos capaces y lo que no deberíamos es tener miedo de ganar, eso fue tal vez la diferencia en los últimos partidos, tal vez teníamos miedo de ganar, era un poco como decir "dios mío, realmente podríamos ganarle a Győr", y en el partido tal vez tuvimos momentos en los que estábamos muy emocionadas y perdimos pelotas que no tendríamos que haber perdido, y en este tipo de partidos no puedes darte ese lujo porque ellas inmediatamente te castigan. Creo que esto es lo más importante, que no tendremos miedo de ganar si estamos cerca en el marcador, espero, creo en nosotras y sé que daremos lo mejor y jugaremos de la mejor manera que podamos.


PM: Ahora que mencionas esto, recuerdo que en uno de los partidos iban ganando por 5 o 6 y ellas consiguieron volver en el marcador. Y un poco se sintió lo que acabas de mencionar acerca de que tal vez tuvieron miedo de ganar y esa pudo haber sido la diferencia. Pero definitivamente la mentalidad para este Final 4 ha cambiado en ustedes y creo que se puede sentir en la forma en la que se las escuchó hablar estos días, sobre la competencia y lo que conlleva, ese podría ser un factor, definitivamente. Hace unas semanas hablamos con Stine Oftedal en esta serie de podcasts previos al Final 4 y le preguntamos por lo puntos fuertes de Brest. Ella dijo, cito: "es difícil no decir Ana Gros", o sea que ese es uno de los puntos fuertes. Luego, por supuesto, mencionó a las dos grandes porteras que tienen, una defensa fuerte, una muy experimentada Bella Gulldén. ¿Cuáles crees vos que son los puntos fuertes de Győr? Si hay que nombrar algunos, claro, porque sabemos quees un gran equipo, pero si tuvieras que remarcar algo.


AG: ¿Qué es lo que no tiene Győr? Esa sería mi respuesta primero (risas). Lo primero que diría sería definitivamente Stine Oftedal, ella es el cerebro del equipo, es increíble como jugadora, tanto física como mentalmente; en todo. Con certeza ella es el primer punto que resaltaría. También diría, por supuesto, Eduarda Amorim, tengo mucho respeto por ella. Es una jugadora tan experimentada, siempre está cuando el equipo la necesita y cuando están en momentos decisivos, y lo ha demostrado en tantas oportunidades, una y otra vez; también en las finales de Champions League que han jugado en los últimos años. Y también tendría que mencionar a las arqueras, porque tienen tres arqueras top. Cuando una no está bien tienen otra, cuando la otra no está bien aparece una tercera y así sucesivamente, y es increíble porque nadie tiene este nivel de arqueras, es muy loco, muy bueno para ellas, por supesto, malo para los oponentes, en este caso nosotras. Creo que estas son las tres cosas que destacaría de ellas.


PM: Hablando un poco sobre la competencia en general y el formato que tuvo esta temporada con dos grupos más grandes y el hecho de jugar los playoffs. Sabemos que hubo equipos que no tendrían que haber jugado esa instancia, pero por el Covid-19 todo se modificó, ¿te gustó este nuevo formato?


AG: Sí, de hecho creo que es mucho más interesante que el sistema de temporadas anteriores. Claro que con la pandemia y todo hubo varios problemas, pero creo que este nuevo formato nos sentó bien. No puedo hablar por otros, pero creo que fue más interesante y tuvimos más partidos entre diferentes rivales y cada punto cuenta, me gustó este nuevo formato.


PM: En las últimas temporadas quedaste muy cerca de la clasificación al Final 4, sea con Metz Handball o con Brest Bretagne Handball, ¿cómo se sintió cuando finalmente lo conseguiste? ¿Qué pasó por tu cabeza? Porque si bien no fue tu primera clasificación a semifinales de la Champions League, sí es la primera en este formato, ¿fue más especial en ese sentido?


AG: Por supuesto que fue especial, porque estuve esperando por este momento durante casi toda mi carrera, o al menos desde las últimas finales que perdí cuando estaba en Győr. Y mi sueño más grande siempre fue ganar la Champions League. El año pasado fue tan decepcionante, porque teníamos un equipo tan bueno, lo hicimos tan bien, y al final todo se canceló por la pandemia, obviamente todos estuvimos en la misma situación. Pero creo que para nosotras que estábamos en tan buena forma fue especialmente duro tener que terminar así. Así que personalmente cuando clasificamos, voy a ser muy honesta, estaba muy, muy feliz, por supuesto, pensando en que finalmente lo habíamos conseguido; pero por otro lado, pensaba "ok, hay que mantener los pies en el piso porque con esto del Covid-19 y toda esta, perdón, mi*rda, nunca se sabe qué puede pasar". Sólo pensaba "ay, dios, espero que lleguemos todas sanas a fin de mayo y que podamos realmente estar ahí, que todas demos negativo en los tests". Eso es lo que siempre se me pasaba por la cabeza, soy así, cuando sé que hay algo que podría llegar a salir mal...y con esto del Covid-19 es todo tan impredecible que realmente no sabes lo que va a pasar en dos días, mucho menos sabíamos qué iba a pasar en un mes o dos, cuando clasificamos. Por eso me mantuve un poco realista y no estuve tan eufórica, por supuesto que estaba feliz, muy feliz con todo mi equipo, pero pensaba en mantener la calma y que tal vez una vez que ya estuviera aquí y haciendo la entrada en calor para el partido, entonces sí podría pensar "ok, ya estoy acá y todo está bien".


PM: Y ahora que sí estás ahí y que sabes que va a suceder, ¿cómo te sientes?. Escuchamos a varias jugadoras mencionar la emoción que sienten al llegar a Budapest, el ver cómo el bus es escoltado por la policía, la llegada al hotel, sentir la atmósfera, ver los otros equipos llegando y darse cuenta de que verdaderamente está sucediendo. ¿Cómo fue todo eso para vos?


AG: Exactamente de esa manera. Ya cuando vi que el bus decía Brest Bretagne Handball, nuestro bus propio, eso ya fue como "oh por dios, ¡realmente estamos acá!" y fue muy emocionante y lindo. Luego llegamos al hotel y estando acá vimos todos los carteles, todo, se sintió realmente como "oh por dios, finalmente llegamos, finalmente lo conseguimos", se sintió muy bien. Ahora estoy realmente muy feliz, sólo quiero disfrutarlo, pero también estoy muy concentrada en los partidos, porque no quiero simplemente participar, realmente quiero ganar por eso también estoy muy enfocada en eso.


PM: Vos ya fuiste parte de unas semifinales y final con Győr, pero el handball ha cambiado mucho en esta última década, ¿cómo compararías a aquella Ana que tuvo sus primeras experiencias en Champions League con esta Ana del presente, más experimentada?


AG: Creo que casi respondiste la pregunta, estoy con más experiencia, eso lo es realmente todo en el handball, creo que en todos los deportes. Y he sumado mucha experiencia en estos últimos diez años. En aquel momento ni siquiera jugué esas finales, estuve en el banco y fui casi como una espectadora, aunque estaba tan feliz y tan orgullosa de poder ser parte de un equipo que jugaba las finales, tenía apenas 19, 20 años, eso para mí ya era muy grande y estaba orgullosa aunque no haya jugado. Pero ahora, diez años más tarde, tengo un rol completamente distinto en el equipo, sé podría decir que muchas cosas dependen de mí y que soy una parte importante de este equipo, que es importante lo que pueda darle al equipo. En ese sentido creo que cambió mi forma de pensar y muchas cosas cambiaron, porque en aquel entonces era parte del equipo pero no se siente lo mismo cuando juegas, cuando estás en la cancha y cuando sabes que muchas cosas dependen de tí y el equipo espera mucho de tí, pero sobre todo, yo espero mucho de mí. Es una mentalidad completamente diferente, pero es divertido, porque esto es para lo que trabajé en todos estos diez años, por poder ser parte de un equipo y darle algo para poder estar acá y ganar esta Champions League.


PM: Es realmente emocionante escuchar lo que dices y pensar en tu carrera y en cómo ahora tienes esta nueva oportunidad de ganar de verdad. Has estado en EHF Euro, en mundiales, pero no muchas de ustedes en el equipo, de hecho creo que solamente tres de ustedes, han estado en un Final 4: Bella Gulldén, Sandra Toft y Djurdjina Jaukovic. Me preguntaba si el equipo habló con ellas o comentó con ellas cuáles eran las cosas que se iban a encontrar. Porque si bien han jugado, por ejemplo, en un Paris Bercy repleto por la final de la Copa de Francia, esta es una situación diferente. ¿Comentaron acerca de cómo se sentirían y lo que significaría estar ahí?


AG: Mmm, hablamos un poco al respecto y estas chicas, Djina, Sandra y Bella saben cómo se siente estar aquí, pero no lo comentamos demasiado porque es cierto que en algún punto todas jugamos partidos importantes, algunas más que otras. Las chicas francesas han jugado con su selección; en mi caso no tanto. Sí, he jugado finales en los campeonatos francés y alemán, pero esto es algo totalmente distinto. Y personalmente para mí este es el partido más importante de mi carrera casi, el más grande si se puede decir de esa manera. Entonces creo que aunque nos dijeran cómo se siente estar acá, no pueden describirlo tan bien como lo que realmente se siente al vivirlo, y además, no quieres poner tanta presión sobre esto, sólo quieres pensar que es como otro de los cientos de partidos que ya has jugado alguna vez. Al menos yo soy así, no quiero pensar como que es "oooh, es algo realmente grande", aunque sé que lo es, pero no quiero poner demasiada presión sobre eso.


PM: No sé si alguna vez habías estado en un Final 4 como espectadora antes...


AG: De hecho no, nunca tuve la oportunidad de ir.


PM: Particularmente he estado en dos ocasiones y fue realmente...ni siquiera es que yo estaba jugando por supuesto, pero la atmósfera era muy emocionante y eso de alguna manera estará presente gracias a los fans presentes. La gran mayoría estará alentando a Győr seguramente, ¿eso es algo que les pone más presión o no? Teniendo en cuenta que en los últimos meses no han jugado con público y ahora sí habrá, tal vez ahora ya no se escuchen los gritos dentro de la cancha por los gritos del público. ¿Pero lo ves como algo positivo o cómo creés que afectará eso?


AG: Por supuesto es algo positivo el hecho de que haya público en el estadio, aunque sean húngaros apoyando a Győr o a quien sea, aunque probablemente sean mayormente húngaros. Pero nosotras jugamos al handball en parte para eso, para que el público venga a ver y aliente y cree esa atmósfera y esa es una de las cosas más importantes, ¿sabes? El deporte sin espectadores no es lo mismo, las emociones no son las mismas, estar en la pista no es lo mismo. Entonces aunque casi todo el estadio esté en contra nuestro intento tomarlo de manera positiva, creo que todas lo haremos, será como un partido de visitantes. Ya hemos jugado en Győr, o sea que ya sabemos cómo es, intentaremos tomarlo de manera positiva, es bueno tener espectadores, aunque estén en contra nuestro, pero por supuesto estoy feliz de que puedan estar y de que podamos jugar en un partido así porque al final del día ese es uno de los objetivos del deporte, en este caso del handball.


PM: Cuando esta tarde durante el fan show del DELO EHF Final 4 te preguntaron por el hecho de ser la máxima goleadora de la competencia dijiste, "no puedo mentir, es un honor ser la máxima goleadora". Personalmente, no recuerdo si mencionaste si se trataba de un gol personal que tenías, pero realmente llevas un buen rato siendo una gran lanzadora, siempre cerca de las máximas goleadoras. ¿Es algo especial para tí o cómo lo tomas?


AG: Sí, escuchaste bien, por supuesto que es un honor y estoy feliz, pero no se trataba de un objetivo o algo que me metí en la cabeza, "ah, quiero ser la goleadora de la Champions League". Siendo muy honesta, nunca fue...amo marcar goles, esa es la verdad, soy una goleadora, una lanzadora, sé cuál es mi rol en el equipo y no sólo en Brest, sino en los otros también. Me transformé en la jugadora que soy porque marco goles y porque soy lanzadora, eso lo sé y no le escapo a eso, pero también soy una jugadora a la que le gusta jugar para sus compañeras y dar asistencias a sus compañeras y eso lo disfruto tanto.


PM: Eso sí se pudo ver a lo largo de la temporada.


AG: Claro, y además soy la que lanza los penales, que es una gran parte de esos goles. Que obviamente hay que marcarlos, no siempre es fácil, eh (risas). Pero no es como que ese era mi objetivo, mi objetivo más grande sigue siendo y siempre será ganar la Champions League, pero sé que necesito marcar goles y que eso es lo que se espera de mí.


PM: No quisiera entretenerte mucho más, sé que es tarde y tenés que descansar para mañana, pero me gustaría saber cuáles son los sentimientos que predominan en estos momentos. Antes mencionaste que intentaste no pensar demasiado en el hecho de que, como vos misma planteaste, este será uno de los partidos más importantes de tu carrera. ¿Estás ansiosa, nerviosa, emocionada, nostálgica?


AG: Mmmm, de hecho hoy al mediodía cuando estábamos en la sesión de video y preparándonos con el equipo casi que sentí que era día de partido, cosa que nunca me pasa el día anterior a jugar. Ya sentía como esas, ¿cómo se dice? Esas mariposas o algo en el estómago, como que ya estaba nerviosa pese a ser el día anterior, pero es algo positivo, necesito sentir esto para sentirme bien y segura de mí misma. Pero ahora en la noche me calmo un poco, pienso "ok, ya llegará el día de mañana, todo va a estar bien", intento visualizar un poco las cosas en mi cabeza, pensar en el partido, en las cosas que acordamos hacer con el equipo y ese tipo de cosas, no estar muy estresada. Pero mañana cuando me levante seguro mi cabeza, mi estómago, todo va a estar loco, eso es seguro (risas), pero estoy muy emocionada, por supuesto. Ya quiero que el partido empiece y que podamos disfrutar de él.


PM: Creo que lo que decís parece ser una situación común entre las jugadoras. Antes mencionaba que hablamos con Stine Oftedal y ella también dijo que sentirse nerviosa para ella es positivo porque significa que realmente lo quiere y que siente que es importante para ella, calculo que será lo mismo para vos en estos momentos.


AG: Sí, sí, exactamente. Cuando siento este estrés y estas cosas en el estómago pienso "ah, ahora es real, ahora sí es el momento". Si no lo siento...está bien, hay veces en las que no lo siento porque sé que tal vez el partido será fácil, pero en estos momentos es normal que me sienta así y como dije antes, será uno de los partidos más importantes de mi carrera, por eso intentaré pensarlo de manera positiva, sabiendo que necesito sentir eso para saber que estoy lista y que realmente quiero que este partido empiece.