Noruega otra vez


JHA / Sportsevent

El equipo escandinavo volvió a asegurar semifinales de un mundial ¿contra todos los pronósticos? Las de Thorir Hergeirsson, que llegaron a Japón sin 5 de sus habituales jugadoras, superaron por 32-29 a Alemania y ya se metieron entre los cuatro mejores equipos, por tercera vez consecutiva. Países Bajos es el otro semifinalista del grupo II de la main round.


“Es el sistema”, repiten a varios periodistas en zona mixta el entrenador islandés y sus jugadoras ante la pregunta de ¿cómo lo hacen? Es una pregunta repetitiva, pero es que es Noruega llegó a este mundial sin cinco jugadoras claves en su plantel. Lunde, Mørk, Kurtovic, Kristiansen, Reistad. A todas esas figuras tuvo que remplazar Hergeirsson antes de enfrentar su sexto mundial a cargo de la selección escandinava, y pese al poco optimismo de algunos (me incluyo), Noruega se volvió a meter en las semifinales.


Playmaker: ¿Cómo hacen para llegar siempre a estas instancias?


Thorir Hergeirsson: Trabajamos muy duro, tenemos una buena cultura del trabajo duro, de trabajar por el otro, una buena preparación por parte de cada jugadora y la creencia colectiva de que trabajando duro se pueden conseguir los objetivos.


PM: Y hablando de lo colectivo, ¿cómo fue ensamblar a un equipo con tantas ausencias y tantas jugadoras ‘nuevas’?


TH: Bueno, no lo voy a decir porque justamente ese es el secreto (risas). En realidad no es nada muy…no es…es muy simple. Son cosas simples, pero importantes. Tenemos esta cultura, estos métodos con los que trabajamos con los equipos juveniles y juniors; con la misma filosofía, con los mismos valores, mostrando cómo queremos jugar, cómo queremos que sean como jugadoras y como equipo; trabajar con valores es importante. Tenemos un equipo de reclutadores, que justamente reclutan un equipo…que no es un equipo B, pero digamos que cada 10 años sale una jugadora que puede saltar automáticamente de la selección junior a la mayor. Por eso tenemos este sistema para prepararlas, con este reclutamiento, trabajan con nosotros para desarrollarlas y cuando las llamamos para el primer equipo, están preparadas; y esto es importante cuando tenés, como en este caso, 7 u 8 jugadoras que no pueden jugar un campeonato del mundo. Estas 7 u 8 jugadoras que vinieron, no todas tienen experiencia en mundiales o torneos grandes, tuvieron pocos partidos con la selección, pero hasta ahora lo están haciendo todas muy bien.


PM: Pareciera que cuando llegan a estos partidos tan parejos, siempre tienen algo más y los ganan, ¿cuál es ese extra?


TH: No siempre, a veces fallamos, como todos; podemos fallar, sólo somos humanos. Pero trabajamos con todos los aspectos, táctico, técnico, físico, mental y social, que es muy importante. Si tenés una preparación en conjunto durante un mes antes de un mundial, la parte social es muy importante, la dinámica de grupos; todo eso suma.


PM: Imagino que el objetivo será volver a Japón el próximo año, ¿ya tienen eso en mente sabiendo que, de mínima, se aseguraron la participación en un torneo preolímpico?


TH: La verdad que no. Siempre pensamos en el partido siguiente, tratamos de hacer lo que tenemos que hacer para ganar. Si pensas demasiado en el resultado, o en un día más allá, perdés el foco y perdés el partido, es seguro. De modo que pensamos en el próximo partido, primero en el primer tiempo, después en el segundo, un ataque y una defensa a la vez.


La lateral derecha Stine Skogrand no es nada nueva en este seleccionado, pero sin dudas aprovechó más minutos en cancha por las ausencias de Mørk y Kurtovic. Luego del triunfo comentó que “es bueno poder probarle a todos los que no creían en nosotras, que pudimos de todos modos”. Para la la jugadora de Herninag-Ikast de Dinamarca, “en la victoria de hoy tuvo mucho que ver el estado físico de todas las jugadoras. Entrenamos mucho durante el torneo y también durante la temporada, y se puede ver. Nuestra defensa es nuestro fuerte, tal vez hoy no lo fue tanto (risas), pero sí durante el torneo, así como la velocidad de todas y la rotación durante los partidos”.


Países Bajos festejó en el hotel


El resultado del partido entre Noruega y Alemania era determinante para el futuro inmediato de Países Bajos y de Serbia. El triunfo de las escandinavas le dio el pasaje a semifinales a las neerlandesas, que más temprano superaron a Corea del Sur y quedaron con 6 puntos. Las balcánicas, por su parte, quedaron por arriba de Alemania y jugarán ante Montenegro por el quinto puesto del torneo.


Las de Henk Groener, que tan cerca estuvieron de alcanzar las semifinales, terminarán el torneo disputando el partido por el 7º puesto ante Suecia.

¡SUSCRÍBETE!

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com