• Playmaker

Playmaker POD: Episodio especial - Anna Vyakhireva

Playmaker | Women's Handball presenta un nuevo episodio de la serie Convocadas.


En esta segunda entrega, nada menos que Anna Vyakhireva, la jugadora rusa del Rostov-Don y una de las mejores del mundo en estos momentos. Conversamos con ella acerca de la recuperación de su lesión de espalda, del campeonato europeo y cómo lo vivió desde su casa y su experiencia en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, entre otras cosas.


Los invitamos a escucharla y esperamos que lo disfruten tanto como nosotras disfrutamos al grabarlo. Si el inglés no es lo tuyo, ¡te dejamos la transcripción para que lo puedas disfrutar igual!



Playmaker | Women's Handball: Estamos con una de las mejores jugadoras del mundo, bienvenida Anna Vyakhireva, ¡hola! ¿cómo estás? Sabemos que hablás algo de español, ¿no?


Anna Vyakhireva: Poco (risas).


PM: ¿Estás aprendiendo? ¿Usás Duolingo para aprender?


AV: Bueno, estoy haciendo mi mejor intento, pero soy muy perezosa. Lo uso algunas veces a la semana, pero no es suficiente para aprender, para estudiarlo bien, lo sé; pero al menos lo hago.


PM: ¿Lo estudias por diversión o por algún otro motivo?


AV: En realidad creo que tiene varias cosas buenas. Me parece que es bueno para el cerebro aprender un nuevo idioma, además, me gusta el español, me gusta España, así que es eso.


PM: Recientemente leímos en un artículo que dijiste que Barcelona era una de tus ciudades favoritas, también Tenerife. Pero también estuviste en Madrid para una operación en tu codo.


AV: Sí, en Madrid.


PM: ¿Estuviste de vacaciones en Barcelona? ¿Por qué te gustó tanto?


AV: Es difícil explicarlo. Me gusta ahora, pero no sé si me gustaría si viviera ahí por un período largo de tiempo. Pero, primero que nada, el clima, me gusta mucho el clima de allí. Luego la gente es muy amable, y sus tiempos, su forma de vida, la siesta, es perfecto para mí, ¿sabes? Pero bueno, veremos qué pasa, tal vez intente vivir allí alguna vez.


PM: ¿Te gusta la siesta?


AV: ¿A quién no le gusta? (risas)


PM: Personalmente no me gusta, pero me llama la atención, ¿por qué le llamas ‘siesta’ y no ‘nap’? (siesta en inglés) ¿O es por el concepto de siesta?


AV: Simplemente me gusta (risas).


PM: Una de nuestras primeras preguntas es, ¿cómo llevas la recuperación? Te perdiste el reciente EHF Euro 2020, así que nos gustaría saber cómo estás en estos momentos.


AV: Estoy bien, estoy bien, gracias. Recientemente empecé a correr, simplemente carreras, algo de cardio; y es bueno al menos poder hacer eso, porque pasé un tiempo realmente aburrido y molesto haciendo ejercicios que no me gustan hacer, creo que a ningún atleta le gusta hacerlos. Tengo muchas ganas de empezar con algunos ejercicios de handball, pasaron unas 3...4...casi 5 semanas sin handball y ya empiezo a extrañarlo. Pero ahora estoy bien, no siento dolor y veremos cómo sigue.


PM: Al margen del dolor físico, ¿pudiste seguir el europeo? Porque a veces muchos atletas que se suponía tenían que estar, no pueden seguir los campeonatos porque en algún punto les resulta doloroso.


AV: No es fácil, no es fácil, estoy de acuerdo con eso. Pero tenía que hacerlo, son mis chicas y las apoyé con todo. Si no podía estar ahí, lo mínimo que podía hacer era estar frente al televisor, enviarles mi energía, mis buenas vibras a ellas, porque en ese momento no podía hacer nada más. Fue difícil, lo odié, odio estar en cualquier otro lugar que no sea una cancha, pero así es el deporte y no puedo hacer nada al respecto.


PM: La lesión de la que estamos hablando, ¿es aquella que sufriste en el partido ante CSM Bucuresti en Bucarest?


AV: Creo que sí, porque sentí un dolor agudo en el primer tiempo durante ese partido, pero también creo que esas semanas fueron duras para nosotras, ese período. Probablemente por tantos partidos, uno detrás de otro, mi espalda no pudo aguantarlo mucho más y por eso sucedió. Es difícil decirlo, pero el momento en el que sentí ese dolor fuerte fue en el partido ante CSM Bucuresti.


PM: Esas semanas fueron locas para ustedes, con varios partidos fuera de casa, muchos viajes, ¿cómo lidiaron con esa situación en la que además, seguramente, tenían tests todos los días, antes del viaje, después del viaje?


AV: Lo llevamos bien, hubo sólo un momento en el vuelo de Esjberg a Bucarest en el que pasamos tres horas en el aeropuerto porque algunas medidas habían cambiado en aquel país y sólo ese momento fue malo. Pero con el tema de los tests la verdad es que nos estamos acostumbrando porque en Rusia jugamos cada semana: los fines de semana son de Champions League y miércoles o jueves jugamos por el campeonato ruso, así que es casi lo mismo, casi cada dos o tres días nos testeamos, de manera que no era algo nuevo para nosotras. La vida es así ahora y nosotras estamos intentando estar preparadas para todo y acostumbrándonos a eso.


PM: ¿Cómo ves el futuro con respecto a esto? Porque no sabemos si esta situación cambiará en el corto plazo, ¿estás cómoda con la manera en la que se estuvieron manejando las cosas?


AV: Realmente no quiero pensarlo, todo es muy loco ahora, este handball sin los fans; no es la foto completa desde ningún punto de vista. Sólo espero que para enero se haya ido. 2021 será un año completamente distinto, eso deseo, (suspira) aunque creo que sólo puede pasar en algún cuento de hadas, pero veremos, veremos…


PM: Imaginamos que tu objetivo será retornar a las canchas, pero además de eso, ¿cuál es tu principal objetivo para este año?


AV: Bueno, todavía queda la Champions League, los Juegos Olímpicos, que espero que se hagan; esos dos serían los más importantes ahora. Pero ahora tenemos que ver si realmente habrá Juegos Olímpicos, porque la verdad es que nadie lo sabe, esta situación es loca; pero digamos que Champions League y en marzo tendremos el torneo preolímpico, así que hay mucho por hacer.


PM: Ahora que mencionas los Juegos Olímpicos, este sigue siendo un año olímpico, a pesar de que los Juegos se hayan movido para 2021. Tú fuiste campeona olímpica en tu primera participación en unos Juegos Olímpicos, además fuiste nombrada como jugadora más valiosa del campeonato, ¿qué recordás de aquel evento, no necesariamente del torneo en sí, pero de lo que rodea a los Juegos Olímpicos? Imaginamos que no debe ser fácil estar en semejante escenario, a los 21 años de edad, entrar a la Villa Olímpica, ¿cómo fueron las sensaciones?


AV: Ahora que me lo preguntas, lo primero que se me cruzó por la mente fueron los momentos previos al partido. Ese momento en el que estás en la pista y tienes esa sensación de que tiemblas desde la cabeza hasta los pies y no lo puedes manejar para nada. Tenía 21 años y creo que era muy temprano para cualquiera…(exhala), la verdad fue duro...


PM: ¿Lo disfrutaste?


AV: Estaba tan asustada que realmente no puedo recordar qué me pasó en esos momentos, sólo espero que en los próximos no esté tan asustada. Lo estaba pasando mal.

PM: Esto me recuerda a algo que dijo Nora Mørk recientemente, que estaba intentando no estar tan nerviosa para poder disfrutar de los momentos mientras iban sucediendo, y poder crear recuerdos. Muchas veces nosotros pensamos que ustedes no sienten ese tipo de nervios, que simplemente salen y juegan, pero la verdad es que son seres humanos y también sienten ese tipo de cosas, ¿verdad?


AV: Sí, pero la verdad es que fue en aquel momento, pero a medida que vas creciendo y vas teniendo más y más experiencia se hace más fácil. Ahora te sientes más relajada, con más confianza acerca de todo lo que haces, ahora sabes qué cosas son buenas para tí, tienes tus rutinas de siempre, sabes qué es lo que te calma o lo que es mejor no hacer antes de los partidos; son hábitos que vas creando para antes de los partidos, y luego te dices a tí misma que si no lo disfrutas, no tiene sentido que lo sigas haciendo.


PM: Por eso es importante trabajar también la mente, además del físico, ¿no?


AV: Sí, sí, más que el cuerpo incluso.


PM: Por lo que decís, suena a que en algún punto estabas en un estado de “inconsciencia”, ¿es eso lo que tal vez te hizo jugar de la manera en la que lo hiciste?


AV: Pfffffff…


PM: Quiero decir, ¿eras consciente de lo que pasaba a tu alrededor?


AV: ¡No, para nada! Es decir, no tengo respuesta por ahora a esta pregunta, aún sigo intentando descifrarlo. Pero sí, creo que en algunos momentos es así; estás en algún lugar, hacés las cosas, pero sólo cuando se termina entiendes que estuvo bastante bien…es extraño decirlo así, pero eso es lo que es.


PM: Dices “bastante bien” y...entiendo por qué lo dices así, pero no hay mucha gente que pueda decir que es campeona olímpica y que fue la jugadora más valiosa del campeonato…


AV: (risas) ¿Pero sabes qué? Si lo piensas de esa manera, eso puede hacerte...relajar. Y para una atleta eso es una de las cosas más peligrosas que existen, entender, aceptar que en el momento estás bien, que ahora te puedes relajar, que puedes hacer lo que quieras. Pero yo tengo este principio de que si empiezas a pensar de esa manera, entonces puedes terminar con el handball; porque tienes que trabajar hasta el último día de tu carrera, si paras en algún momento, entonces perdiste. Así que intento no pensar de esa manera, tal vez una vez que me retire lo piense de manera más normal.


PM: ¿Te afecta el tema de que, en los años recientes, mucha gente dentro del mundo del handball te nombrara como la mejor, o una de las mejores jugadoras del mundo? ¿Le das interés o no le prestás atención a esos comentarios?


AV: Es un poco como lo que les contaba antes. Por supuesto, es un gran placer, un honor muy grande para mí, pero fuera de eso intento no prestarle demasiada atención, porque a veces puede distraerte bastante. Por ahora, es simplemente un gran honor y siento mucho aprecio y gratitud; intento que no me afecte, nada más.


PM: Volviendo al EHF Euro 2020, ya comentaste que te costó mirarlo, pero ¿cómo viste al equipo?


AV: Para mí hicieron un muy, muy, muy buen trabajo, estuve orgullosa de cada uno de los partidos que hicieron allí. Por supuesto que el partido contra Dinamarca no salió según los planes, pero estoy segura de que hicieron su mejor intento, que dejaron todo todo lo que pudieron, por eso yo, y creo que acá en nuestro país, tenemos que estar orgullosos. Fue difícil, me lo puedo imaginar, por todos los torneos de preparación cancelados, sin partidos de previos, tuvieron que llegar y jugar sin esa preparación. Para mí son las mejores del mundo, no puedo decir otra cosa acerca de su actuación.


PM: Y en este campeonato fue simplemente esa derrota la que las dejó sin semifinales, pero fue un gran torneo para Rusia. Ese partido, en el que no estuvieron tan mal, las dejó afuera, pero el público puede ser duro con un resultado así, ¿no? No creo que un quinto puesto sea tan malo para Rusia considerando las circunstancias, ¿tú que crees?


AV: Bueno, la verdad es que nosotras no aceptamos otro puesto que no sea el primero. Es muy duro para nosotras volver a casa sin una medalla. Para nosotras el quinto puesto es un mal resultado, pero si lo ves desde otra perspectiva, esa imagen no está nada mal. Aunque siempre en el primer momento pensás que es el fin del mundo, que tienes que terminar con el handball y esas cosas. Pero sí, es un buen resultado en esta situación, y teniendo en cuenta las cosas que están pasando alrededor de nuestro equipo.


PM: Teniendo en cuenta ese resultado, que mencionaste que no fue un mal resultado, o que no hubo un mal desempeño, ¿fue una sorpresa para tí lo que sucedió con Ambros Martín?


AV: Sí, creo que fue una sorpresa para todos. Pero si bien fue sorpresivo, no hay mucho más que pueda decir acerca de eso, porque no fue decisión nuestra y no podemos hacer nada al respecto.


PM: En ese perfil tuyo que publicó el Comité Olímpico de Rusia, en el que mencionas que estás estudiando español con Duolingo…


AV: (interrumpiendo) Lo siento, pero esto es gracioso, aunque dije que estoy estudiando, todo el mundo empezó a hablarme en español (risas), ¡lo estoy intentando pero no soy tan buena todavía!


PM: (risas) La pregunta iba enfocada a tu tiempo libre, comentaste en esa entrevista, si es que la traducción que leímos estaba correcta, que te gusta mucho leer y escuchar música, ¿con qué estás ahora?


AV: Aaah, soy muy mala con los nombres. Pero el libro que estoy leyendo ahora es de John Fowles, no estoy segura del nombre en inglés, pero creo que es “The liutenant’s woman” (“La amante del teniente francés”) o algo así, no estoy segura del nombre en inglés.


PM: ¿Cómo es en ruso?


AV: “Lyubovnitsa Frantsuzskogo Lejtenanta”. Lo entendieron, ¿no? (risas). Ahora estamos con tiempo libre por parte del club, aunque sigo haciendo ejercicios y todas en el equipo lo están haciendo; pero (con mi esposo) decidimos salir de la ciudad y estamos en en una casa de campo, acá tenemos más tiempo libre para disfrutar, es bastante tiempo libre para pasarlo como queramos.


PM: ¿Cuándo deben volver a los entrenamientos?


AV: Volvemos el 2 de enero, nos dieron bastante tiempo, pero yo volveré antes porque tengo que empezar con el handball un tiempo antes que el resto.


PM: Mencionaste el tiempo libre, y hay un tema que siempre surge durante los grandes campeonatos, no tanto durante el año tal vez, pero el tema de que las competencias y los calendarios sean tan apretados. Escuchamos a varios entrenadores quejarse del calendario y particularmente del programa de competencia de este último campeonato, ¿cuál son tus opiniones con respecto al calendario, que no pareciera ser…


AV: Sí, sé a lo que te refieres. Realmente lo sé, porque en Rusia el calendario también es duro durante la temporada y por ejemplo, en nuestro caso, solamente nuestro club cambió el calendario de partidos, algo por lo cual estamos orgullosas y muy agradecidas. Porque otros equipos en Rusia tienen partidos todavía, algunos jugaron ayer (23 de diciembre) y tienen su último partido el 27/12, y eso es loco. Hubo jugadoras que volvieron después de un duro campeonato europeo y tuvieron partidos, eso es loco y tal vez haya algo que se pueda revisar en esa planificación de partidos, porque eso es muy duro. Pero también es algo muy difícil de juzgar, porque yo no sabría cómo mejorarlo, por eso no creo tener derecho de decir “hagan esto” o “hagan lo otro” porque no sé qué es mejor en estas situaciones; no sé qué pueden crear para hacer nuestras vidas más fáciles, pero creo que año a año están intentando traer mejoras al sistema y veremos cómo funcionará en el futuro.


PM: ¿Te involucrarías en la dirigencia?


AV: No (risas), creo que sería mala con eso, ¿te refieres a luego de que me retire?


PM:


AV: No, no quiero estar conectada con el deporte de ninguna manera. Tal vez cambie de parecer más adelante, pero por ahora, creo que cuando termine mi carrera haré algo totalmente fuera de esto.


PM: Sabemos que tu padre era entrenador, de hecho fue tu entrenador también, ¿pero nunca pensaste hacer nada como eso?


AV: Lo pensé, por supuesto, pero no...creo que mataría a alguien, no soy muy paciente.


PM: Dices que eres impaciente, pero sabemos, porque lo mencionaste más de una vez, que no eras zurda cuando eras joven, que te convertiste en zurda. Pero dices lo de la impaciencia, ¿cómo fue ese proceso? Porque imaginamos que lleva tiempo.


AV: Bueno, no soy paciente con la gente, pero con otras cosas sí. Me gusta el handball y sin paciencia no puedes hacer nada, así que para mí funcionó bien eso. Además, por ejemplo, cuando estás lesionada siempre tienes esos ejercicios con los que tienes que ser paciente al 200%, de lo contrario enloqueces con esa manera de hacer las cosas.


PM: ¿Y dirías que eres exigente con tus compañeras?


AV: No lo creo. Lo soy, pero nunca lo demostraría mal, ni le diría nada en mal tono a mis compañeras. Si les digo algo, lo hago de manera normal, la mayoría de las veces no tengo que decir nada, porque mis compañeras son muy buenas. Tal vez en los casos en los que haya compañeras más jóvenes, a quienes ayudas, por supuesto.


PM: Mencionaste el tema de las compañeras jóvenes a las que ayudas, ¿tú tuviste a alguien cercano que te ayudara de esa manera durante tu crecimiento como jugadora?


AV: Sí, siempre tuve a mi hermana (NdR: Polina Kuznetsova) y fui muy afortunada de jugar con ella casi en todos los lugares a los que iba, así que ella siempre me cuidó. En ese sentido fui afortunada por tenerla y por que las dos jugáramos al handball.


PM: Imaginamos que también fue importante cuando empezaste a ser más conocida y los medios empezaron a interesarse en tí; pensando en eso, en la relación con los medios, ¿alguna vez tuviste algún problema con ellos?

AV: Con los medios no, pero sí tuve algunos problemas cuando era más pequeña y jugaba en la selección (juvenil), a esa edad quieres saber todo lo que la gente habla sobre tí, quieres ver qué opinan sobre tu juego, esas cosas; y fue un gran error de mi parte porque quedé muy, muy mal con lo que se decía, llegué a llorar en algunos momentos. Pero creo que todos los atletas pasan por eso en algún momento y fue una especie de lección para mí, por eso es que por ahora no tengo nada más que Instagram, porque no quiero ver nada que tenga que ver con ese tipo de cosas.


PM: ¿Te pasó alguna vez que algún partido importante o en algún campeonato importante, algún comentario te haya estresado o afectado tu rendimiento deportivo?


AV: Mmm, creo que en aquel periodo nada más, con la selección juvenil. Por ahora estoy trabajando en eso, estoy intentando ser más adulta con esas cosas, intento explicarme todo el tiempo a mí misma que esas cosas no importan, de lo contrario, aunque no esté en las redes sociales, siempre hay alguien que me lo puede hacer saber. Por ahora se me está haciendo más fácil, pero yo empecé en la selección con 14 años, creo, y en ese momento tu salud mental no está preparada todavía para lidiar con esas cosas. Me alegro de que no me haya quedado ninguna secuela en mi cabeza (rie), pero es realmente malo.


PM: Dijiste que comenzaste a jugar en la selección cuando tenías 14 años y esta serie de podcasts se llama ‘Convocadas’, ¿qué recordás de aquella primera vez que te convocaron para el seleccionado nacional?


AV: (piensa) Creo que estaba preparada para eso, pero fue un momento...no recuerdo qué edad tenía, pero creo que fue un periodo en el que tuve algunas lesiones, no podía ir a las concentraciones y llegué a perderme dos de ellas, así que cuando me tocó estaba preparada. Y la verdad es que me resultó más fácil, porque nuestro entrenador anterior, (Evgeny) Trefilov, no es que no les prestaba atención, pero no trabajaba con las jugadoras más jóvenes por un tiempo, para darles tiempo para que se adapten. Así que eso me resultó mejor, creo. Y para mi primer campeonato estuve sentada en la tribuna todo el tiempo, así que de alguna manera eso salió bien, no estuve involucrada.


PM: Es decir que te fuiste acostumbrando a formar parte de la selección poco a poco…


AV: Sí, es así, estaba con la selección, pero desde un costado, y al torneo siguiente viajé como parte del equipo. Creo que eso fue incluso mejor para mí, para estar mejor preparada para la siguiente vez, creo que fue bueno.


PM: Esta pregunta te la habrán hecho un millón veces ya, pero mientras te acostumbrabas a estar con el seleccionado y a formar parte de él, ¿pensabas con convertirte en la jugadora principal o la líder?


AV: Nunca pensé el handball de esa manera. Para mí, como siempre digo, el handball no es un deporte de una sola jugadora, no importa qué tan buena seas. Nunca ganarás ninguna competencia solamente con una jugadora buena. Siempre es el equipo, tus compañeras, el cuerpo técnico. Incluso si quieres ser buena, o ser la mejor jugadora, primero debes empezar en equipo, con tus compañeras y con esa conexión, de lo contrario estarás perdida. Por supuesto, si tu equipo no es bueno y no ganan, probablemente nadie sabrá sobre tí.



148 vistas
Suscribite a 
Playmaker | Women's Handball

Seguinos en nuestras redes sociales 👇🏽:

  • Playmaker | Women's Handball en YouTube

© 2023 by Salt & Pepper. Proudly created with Wix.com