• Playmaker

Todo listo para Tokio 2020

En la sede de la IHF (International Handball Federation) en Basilea se realizaron los sorteos de los grupos para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y ya sabemos el destino de los 12 equipos clasificados para participar del torneo más esperado. Literalmente el más esperado, luego de que fueran postergados en marzo del año pasado.


A casi dos semanas de haber conocido a los seis equipos que faltaban clasificarse para Tokio 2020, y con el sorteo de los grupos realizado, podríamos decir que entramos en la verdadera recta final hacia los Juegos Olímpicos que *cruzan los dedos* tendrán su ceremonia inaugural el 23 de julio en el Estadio Nacional de Tokio.


El torneo femenino de handball comenzará el 25 de julio y se extenderá hasta el 8 de agosto, último día de competencia de Tokio 2020. Los partidos serán disputados en su totalidad en el Estadio Nacional de Yoyogi, que fue escenario de la natación y los saltos ornamentales en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964.


Con la clasificación de Montenegro, Noruega, España, Suecia, Comité Olímpico Ruso y Hungría en los recientes torneos preolímpicos terminamos de conocer a los 12 seleccionados que formarán parte del torneo femenino de handball en Tokio 2020. Esta mañana se sortearon los dos grupos de seis equipos que disputarán la fase preliminar de la competencia.


El campeón defensor, que participará bajo la bandera y nombre del Comité Olímpico Ruso (por la sanción impuesta por la Agencia Mundial Antidopaje por infracciones de dopaje patrocinadas por el estado), formará parte del grupo B, en el que también se encuentran el vigente subcampeón olímpico, Francia; las subcampeonas mundiales, España, las campeonas americanas, Brasil y Suecia y Hungría, provenientes de los torneos preolímpicos.


El grupo A lo encabezan las campeonas mundiales, Países Bajos. Las otras contendientes serán las campeonas europeas, Noruega; las campeonas asiáticas, Corea del Sur; las monarcas africanas, Angola; Montenegro, ganadoras del torneo preolímpico 3 y Japón, que por ser el país anfitrión tuvo la posibilidad de elegir el grupo en el que competirá.


Japón elige su propia aventura


“Todo va a ser duro, también el grupo A, eso lo sabemos pero no vemos la hora de jugar estos partidos olímpicos en Tokio. Para nuestros fans será increíble poder ver a las mejores jugadoras. El grupo incluye a Noruega, que tiene jugadoras que han ganado muchas medallas, además, será interesante jugar contra Corea del Sur en Japón”; dijo Ulrik Kirkely, entrenador del seleccionado local, tras haber sido consultado durante la transmisión oficial del sorteo y luego de haber hecho uso de su derecho a elegir el grupo del cual formará parte en Tokio 2020.


“Tenemos dos muy buenos mundiales en nuestras espaldas, el de 2017 y el de 2019. El último en Kumamoto, en 2019, tiene un lugar especial en nuestros corazones por haberse disputado en casa; tuvimos buenas sensaciones y obtuvimos buenos resultados, por lo que no vemos la hora de competir en Tokio”, concluyó.


Para poder avanzar a los cuartos de final, las japonesas deberán ganar al menos dos encuentros en esa fase de grupos. Todo indica que uno de los equipos a vencer será Angola, pero cabe recordar que las africanas avanzaron a la siguiente instancia en Río de Janeiro sorprendiendo a todo el mundo, superando a Rumania y a Montenegro en la fase preliminar.


De momento, y sacando conclusiones apresuradas, podríamos decir que Noruega se presenta como el contendiente que podría quedarse con ese primer puesto del grupo. Aunque su clasificación haya llegado a raíz de su participación en uno de los torneos preolímpicos, es el vigente campeón europeo y uno de los dos máximos medallistas de la historia olímpica.


Montenegro llegará con el envión anímico que supuso la clasificación en Podgorica, en la que terminaron primeras por delante de las escandinavas y de Rumania. Tokio 2020 será el primer torneo en el que la legendaria Bojana Popović esté al mando del seleccionado balcánico. La ex jugadora de 41 años fue anunciada esta semana como la reemplazante del danés Kim Rasmussen, que había llegado una semana antes del EHF Euro 2020 y cuyo contrato no fue renovado pese a la reciente clasificación a los Juegos Olímpicos.


Por su parte, Países Bajos llega como vigente campeona mundial, aunque con una participación poco convincente en el último campeonato europeo de Noruega-Dinamarca en el que finalizaron en la sexta posición. El conjunto que dirige Emmanuel Mayonnade intentará obtener medallas en su segunda clasificación olímpica, que será el último torneo en el que el francés esté a cargo de ese seleccionado.


¿El grupo más difícil?


Con las campeonas defensoras (Comité Olímpico Ruso) y las vigentes subcampeonas olímpicas (Francia) y mundiales (España), no sería precipitado afirmar que el grupo B se presenta como el más complicado del campeonato olímpico.


Tras la turbulenta salida de Ambros Martín de la dirección técnica de las campeonas de Río de Janeiro 2016 en pleno campeonato europeo el pasado mes de diciembre, la Federación Rusa de Handball apuntó como entrenador a Alexey Alekseev que intentará guiar a su equipo hacia la defensa del oro obtenido bajo el comando de Evgeny Trefilov.


Tal vez uno de los equipos más consistentes en este grupo sea el francés. Actuales finalistas olímpicas, recientes subcampeonas europeas y la primera selección clasificada a Tokio 2020 (sin contar a Japón), las dirigidas por Olivier Krumbholz llegarán a la capital nipona con las ganas de cambiar la decepcionante imagen que dejaron tras su paso por el mundial de Japón 2019 en el que terminaron en la peor ubicación de su historia (13º).


España y Suecia consiguieron su clasificación en el torneo preolímpico de Llíria, en el que empataron por tercera vez consecutiva en torneos oficiales (Mundial de Japón 2019, EHF Euro 2020). Las escandinavas tendrán su tercer torneo bajo el mando de Tomas Axner, que se estrenó en el último campeonato europeo en el que quedaron en la 11º posición. El sucesor de Henrik Signell llegó con varios cambios en la selección y varias jugadoras jóvenes se sumaron al plantel que intentará hacerlo mejor en su cuarta participación olímpica.


Las españolas, que cuentan con tres jugadoras que saben lo que es colgarse una medalla olímpica de bronce al cuello (Londres 2012), intentarán recuperar el espíritu del inolvidable mundial en Kumamoto. Allí lograron clasificarse para una final histórica y, aunque acariciaron el metal dorado, el destino quiso que se quedaran con la medalla de plata. Los de Tokio serán los primeros Juegos Olímpicos con Carlos Viver al mando de las ‘Guerreras’, que deberán hacer borrón y cuenta nueva tras su paso por el Europeo de 2020.


Brasil llega a Tokio 2020 ratificando su posición como líder absoluto del continente americano. Tras el cambio generacional luego de Río de Janeiro 2016, se dificulta poner a las dirigidas por Jorge Dueñas como uno de los contendientes a las medallas, pero sería irresponsable ignorar las capacidades del equipo sudamericano, que ha dado más de una sorpresa en la última década.


Por último, Hungría volverá a unos Juegos Olímpicos tras su última aparición en Beijing 2008, edición en la que llegaron hasta la pelea por las medallas, pero finalmente se quedaron con el cuarto puesto tras caer ante Corea del Sur. Las magiares cuentan con un plantel que tiene a buena parte de las jugadoras que consiguieron los primeros títulos internacionales para su país en las categorías de base, y ese mix con las jugadoras más experimentadas puede traerle buenos resultados al conjunto de Gabor Elek.


QUIZ


En Playmaker | Women's Handball queremos poner a prueba vuestros conocimientos olímpicos. ¿Cuántos sabéis del torneo femenino en la cita más importante del planeta? Aquí va un pequeño 'challenge'.



41 vistas