• Playmaker

EHF Euro 2020: Croacia hace historia; Francia en carrera por la defensa del título

Croacia escribió un nuevo capítulo en la historia del handball femenino de su país y avanzó por primera vez a las semifinales de un EHF Euro. Francia estará entre los cuatro mejores por tercera vez consecutiva; la mente estará puesta en retener el título conseguido en Francia 2018.


Quinta victoria en seis partidos para las croatas que sólo cayeron ante Noruega. Foto: © Stanko Gruden / kolektiffimages

Croacia 23-20 Alemania


Muchos nos preguntábamos hasta dónde podría llegar la aventura croata en este EHF Euro 2020; y la respuesta hasta el momento parece ser: hasta donde ellas quieran. Las balcánicas, sin miedo a quedar fuera de la lucha por las medallas, y sin ningún tipo de presión en sus espaldas, más que la propia, por seguir escribiendo la historia grande del handball de su país, superaron de gran manera a Alemania, que se vuelve a quedar afuera de unas semifinales por poco.


El combinado croata no se quiere despertar de este sueño, y en el proceso, quienes estamos siendo testigos de esta proeza, tampoco queremos que se despierten. Los nervios eran normales en un partido que definía el pase a las semifinales del EHF Euro 2020, pero parecieron pesarle más a las teutonas. El primer tiempo fue muy parejo, como se esperaba, y Alemania fue la que primero obtuvo una pequeña ventaja a los 13 minutos (5-7). Pero al igual que en encuentros anteriores, las croatas se mantuvieron en partido, aprovechando las intervenciones de Tea Pijević, que volvió a ser una de las figuras. En el cierre del primer tiempo, las balcánicas tenían la delantera, pero Julia Maidhof, que terminó como goleadora del encuentro, empató desde los 7 metros (12-12).


En el complemento, Croacia empezó en modo aplanadora. Una dura defensa y más atajadas de Pijević le dieron la posibilidad de mantenerse imbatibles durante los primeros 9 minutos, y con un parcial de 7-1, el tablero marcaba 19-13 en su favor a los 15 minutos (sí, un solo gol en 15’). Nada parecía funcionar para las teutonas, que a medida que pasaban los minutos veían cómo sus deseos de llegar a la semifinal se esfumaban. A falta de 8 minutos la diferencia era de 5 goles, y fue suficiente para que las conducidas por Nenad Šoštarić manejaran las posesiones con tranquilidad para llegar a un buen cierre. Pese a que las alemanas consiguieron recortar la distancia, el tiempo no fue suficiente para conseguir el milagro de la remontada.


Henk Groener, triste por el triunfo, expresó: “Quiero felicitar a Croacia por este partido. Obviamente estoy decepcionado por no haber conseguido el pase a las semifinales, pero después de mirar el resultado en el tablero, marcamos solamente 20 goles y eso simplemente no es suficiente. Peleamos duro en defensa pero ellas jugaron ataques largos, no aprovechamos las chances cuando las tuvimos y nunca encontramos la manera de convertir goles fáciles en este partido. Ellas de alguna manera siempre encontraron la manera de jugar con la pivot, con los extremos, de lanzar de afuera, y se mantuvieron al frente en el segundo tiempo. Creo que la diferencia estuvo en que nosotras no convertimos nuestras oportunidades y ellas sí”. Maidhof, que convirtió en 9 oportunidades, dijo: “Estamos muy decepcionadas. Como dijo Henk, Croacia jugó ataques largos y no pudimos imponer nuestro juego rápido. Creamos las chances para convertir, pero enfrente estaba una muy buena portera; sólo queda felicitar a Croacia, pero estamos muy decepcionadas”.


Šoštarić, que durante las últimas dos semanas dio las mejores conferencias de prensa del campeonato, comenzó diciendo: “Estoy sin palabras”, para luego proseguir: “Lo que hicieron estas jugadoras, la manera en la que jugaron, en la que defendieron, en la que pelearon, lo que hicieron en todo este campeonato; y ahora con Alemania, es realmente increíble”. A su lado la capitana Katarina Ježić, y Valentina Blažević, luchaban por contener las lágrimas. “Tuvieron tanta fortaleza mental, no sólo física, pero mental. Este partido era para ambos equipos como unos cuartos de final, quien ganara pasaría a las semifinales. Ahora somos parte de la historia del handball femenino croata, porque éste es el máximo logro del handball femenino en la historia de nuestro país. Al comienzo de esta preparación, cuando nos quedamos sin varias jugadoras de Podravka Vegeta, afectadas por Covid-19, y sin nuestra segunda capitana, Ivana Kapitanović, Ivana Dežić, no quiero seguir contando; estábamos seguras, y lo dijimos en cada conversación con el único periodista croata que siempre nos llama, que lo que podían esperar de nosotras era que dejaríamos el corazón en la cancha, y eso es lo que estuvimos haciendo todos estos días, y esto es, una vez más, algo increíble. Estoy tan orgulloso que no lo puedo describir”.


Ježić, visiblemente emocionada, intentó describir sus sensaciones: “Sólo puedo estar de acuerdo con lo que dijo nuestro entrenador, también estoy sin palabras en estos momentos. Tengo tantas emociones dentro mío que no hay mucho más que pueda agregar sobre el partido, sólo puedo decir que estoy tan orgullosa de mi equipo, por la manera en la que peleamos, por la manera en que mostramos cómo jugamos al handball, es un sentimiento increíble y como siempre digo, es impresionante ser parte de esta energía que creamos entre todas, creo que somos imparables cuando nos sentimos de esta manera”.


Blažević, autora de 3 goles en el encuentro de hoy, dijo emocionada: “Realmente no sé qué decir. Estoy en shock. No somos normales (risas), y todavía no me doy cuenta de que esto es real. Estoy muy orgullosa de nosotras y no hay nada más que pueda decir”.


Goleadora: Julia Maidhof (ALE) - 9 goles.

Mejor jugadora del partido: Tea Pijević (CRO).


Francia 31-25 Suecia


Las capitaneadas por Dembélé Pavlović llegan invictas al cruce con Croacia. Foto: © Anze Malovrh / kolektiffimages

Las conducidas por Olivier Krumbholz se metieron en semifinales de un EHF Euro por tercera vez consecutiva y siguen invictas en la carrera por la defensa del título obtenido en casa hace dos años. Esta vez superaron a Suecia y terminaron primeras de grupo, por lo que se medirán ante Croacia por un lugar en la final.


La figura del partido y máxima goleadora del partido fue la jugadora del Győri Audi ETO KC, Estelle Nze Minko (6 goles). Si bien la primera parte fue pareja y terminó empatada (14-14), la diferencia se produjo en el complemento, en el que las galas superaron 17-11 a las dirigidas por Tomas Axnér. El último gol del partido lo convirtió Isabelle Gulldén a falta de 25 segundos para el cierre; un gol de fly que se transformó, además, en el último de su carrera con la camiseta de la selección.


Bella Gulldén jugó hoy su último partido con la selección sueca. Foto: © Anze Malovrh / kolektiffimages

La jugadora de Brest Bretagne Handball dijo no está preparada físicamente para afrontar lo que queda del ciclo olímpico. Además, aseguró que le costaría mucho estar más tiempo alejada de su hijo Lias, de 17 meses. “Estoy extremadamente orgullosa por haber podido representar a Suecia tantas veces y por todos los recuerdos que me deja”, dijo Gulldén al sitio de la federación sueca, y agregó: “Hace ya varios años que tengo problemas en mis pies y eso significó que no pude desempeñarme al mismo nivel en el que estuve antes. Tuve que aceptarlo y afrontarlo; y es una decisión que he podido pensar durante un largo tiempo. Mi cuerpo simplemente no soporta una aventura olímpica, con todo lo que eso conlleva”.

13 vistas