• Playmaker

Vipers Kristiansand vuelve al #DELOEHFFINAL4

Vipers Kristiansand aseguró su pase al DELO EHF Final4 tras empatar 23-23 ante Rostov-Don y cerrar la serie por 57-50 en el resultado global. Las escandinavas, que jugaron los dos partidos de la serie en condición de visitante, volverán a Budapest tras su primera participación en la temporada 2018/19 en la que se quedaron con el bronce.



Con una Katrine Lunde en un nivel impresionante, el equipo de Kristiansand llevó el partido al terreno de los nervios para Rostov-Don, que pese a la presencia del público local (y en gran cantidad) no pudo doblegar al conjunto escandinavo que se mostró en gran forma física, a pesar de las dificultades que tuvo en la temporada.


En el partido de ayer, las noruegas consiguieron un triunfo por 7 goles; diferencia que tal vez le permitió llegar con cierta ‘tranquilidad’ al encuentro de hoy. Por momentos, la ventaja llegó a ser de hasta 10 goles; las rusas se repusieron y recortaron el marcador a -4, pero no pudieron sostener el ritmo en el cierre.


Nora Mørk y Heidi Løke se mostraron en gran nivel en el partido que marcó el regreso de ambas luego de sus respectivas lesiones de rodilla y nariz. La zurda fue la goleadora del encuentro con 9 tantos. Sobre el equipo ruso, hay que decir que debieron jugar sin Anna Vyakhireva y Polina Kuznetsova, marginadas por lesiones. La ausencia de la zurda fue difícil de reemplazar para Per Johansson, tanto ayer como hoy. El entrenador sueco probó con Anna Sen y con la extremo Iuliia Managarova en el lateral derecho.


Esta tarde, Vipers continuó con lo que había empezado ayer. Con una Lunde que llegó al 85% de paradas durante la primera mitad del primer tiempo, las noruegas consiguieron una ventaja de 1-7 en los primeros 12 minutos y desde ese resultado parcial supieron mantener el nivel para ir asegurándose la clasificación. Los goles de Mørk, las asistencias de Henny Reistad para una Løke siempre bien ubicada y algunos buenos lanzamientos desde los extremos le dieron a las escandinavas una buena renta y la tranquilidad para no apresurarse pese a la superioridad en el marcador.


A medida que fueron pasando los minutos, Rostov-Don consiguió acomodarse en el partido. La central francesa Grace Zaadi volvió a ser importante para mantener a su equipo cerca en el marcador; al entretiempo, el resultado fue 11-12 en favor de las visitantes. Por momentos, Johansson planteó el ataque 7-6, pero la apuesta no le resultó positiva.


En el complemento, el partido continuó parejo, pero el gol a gol no era lo que Rostov-Don necesitaba para poder torcer el resultado global. Las rusas intentaron encontrar respuestas a través de las conexiones con las pivotes y en cierta medida funcionó, pero Vipers ajustó su defensa y cortó ese circuito.


Finalmente, el empate fue suficiente para que las de Ole Gustav Gjekstad se quedaran con la clasificación a su segundo DELO EHF Final4, tras una temporada turbulenta en la que debieron ceder la localía en tres de los siete partidos que debían jugar en Kristiansand (dos pudieron disputarse en suelo noruego, otros dos se resolvieron en instancia administrativa).


Sumado a esto, la suspensión de la liga local a comienzos de año, producto del incremento de medidas restrictivas en el país, también dejó al equipo escandinavo sin partidos; por lo que desde el último encuentro por la liga ante Flint el 6 de enero, y hasta esta tarde, las noruegas sólo disputaron un total de 11 partidos, todos correspondientes a EHFCL y en condición de visitantes.


A esa inactividad se refirió Nora Mørk al finalizar el encuentro: “No jugué al handball por dos meses porque tuve una lesión menor. Creo que jugué 10 minutos en los entrenamientos y ahora dos partidos en dos días así que estoy muy, muy cansada, mi cabeza está terminada. Pero estoy tan orgullosa, no creo que muchos pensaran que podíamos vencer a Rostov-Don. Creo que tenemos muchas jugadoras de calidad y somos un equipo que entrena mucho, así que creo que dos partidos en dos días tal vez fue una ventaja para nosotras, porque no hemos tenido muchos partidos, pero físicamente estamos bien. Estamos muy satisfechas por el partido que hicimos ayer y creo que fue crucial”.


“Creo que el primer partido lo jugamos muy bien y por supuesto fue crucial para hoy, porque teníamos muchas jugadoras cansadas, pero sabíamos que teníamos 7 goles de ventaja así que estoy muy orgullosa para ser honesta. Ser parte de un equipo noruego en un Final4 es algo especial”, agregó la zurda que ya tiene en su palmarés un título de EHFCL con un club noruego (Larvik 2010/11), además de los tres campeonatos obtenidos con el Győri Audi ETO KC húngaro.